Las particulares anécdotas de Sebastián Abreu sobre cómo consiguió las camisetas de Lionel Messi y Diego Maradona

LA NACION
lanacion.com

El futbolista uruguayo Sebastián Abreu (43) reveló que cuenta con una colección de 1.600 camisetas, entre las que destacó las de los argentinos Lionel Messi y Diego Maradona, no solo por el nivel de tales jugadores, sino porque fueron las que más le costó conseguir.

El Loco Abreu pertenece actualmente al Club Atlético Boston River, de Uruguay, y formó parte de los argentinos San Lorenzo y River Plate, del español Real Sociedad y del uruguayo Nacional, entre otros. En su paso por tales clubes, consiguió de los rivales un 80% de las camisetas que hoy tiene y el otro 20% fueron regalos.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Mario Kempes, preocupado por el coronavirus: "Si me pica el bichito, nos vemos"

En una transmisión en vivo, de Instagram, que hizo junto con el periodista mexicano Fernando Palomo, describió cómo logró obtener las camisetas de los dos 10 que quedarán en la historia del fútbol argentino.

La camiseta de Messi

"La que más me costó, porque la querían todos, era la de Messi de la selección argentina. Me había tocado ir un par de partidos de amigos de Messi contra amigos de Ronaldinho, ¡y siempre me tocaba jugar con Messi!", comenzó Abreu en relación con la anécdota sobre cómo consiguió la camiseta del actual jugador del Barcelona.

Su oportunidad de llegar a la casaca del crack rosarino llegó en 2011, cuando Uruguay eliminó a la Argentina, como local, de la Copa América. "Por más que hay una cierta afinidad, es difícil que me la mande", pensó el uruguayo.

"Pero ahí es cuando uno se saca el sombrero con ese tipo de personas y de futbolistas", continuó y contó que si bien Messi "estaría terriblemente enojado, triste, amargado" e incluso "soñaba con ganar ese título en su país", el 10 "tuvo la delicadeza" de enviarle la camiseta con Carlos Bilardo, al tiempo que Abreu le mandó la suya.

"Así que tengo la camiseta azul de Argentina", concluyó el Loco.

La 10 de Boca de Maradona

Lo difícil con la camiseta de Maradona no fue conseguirla, sino guardarla, señaló. "A Diego lo conocía de mi época de soltero de San Lorenzo en el año 96 y me lo encontraba siempre en una disco, entonces hice una muy buena relación", explicó.

Su oportunidad de cambiar prendas con uno de sus ídolos llegó cuando le tocó jugar un clásico entre Boca Juniors y San Lorenzo, en la Bombonera. "Obviamente, mi sueño era tener la camiseta de Maradona, ¡quién no! Mi idea era esperar al final del partido para poderla cambiar", relató.

La estrategia era correr durante el tiempo adicional cerca del 10 boquense porque si no otro lo podía anticipar. "La locura me llevaba a no pensar tanto en el partido y sí en la logística de la camiseta", comentó.

"Pero me sorprendí, porque terminó el primer tiempo, nos íbamos caminando para los vestuarios y siento que me chiflan y me gritan: ¡Uruguayo!. Cuando me doy vuelta es Diego que me dice: ¿Vamos a cambiar?", relató Abreu.

Sin embargo, después de lograr su cometido, la duda que le entró fue dónde esconderla. "Yo con la 'persecuta' de que alguno me la manotee", lanzó.

Pero los vestuarios de Boca le sirvieron para mantenerla a salvo, ya que tenían, en sus roperos, un amplio espacio detrás. Entonces, puso la camiseta en una bolsa negra y la mandó al fondo. "Termina el segundo tiempo, perdimos 2-1 y salgo rápido caminando. Pero no salgo rápido porque habíamos perdido, sino porque iba en la cabeza diciendo 'la camiseta, la camiseta, la camiseta'", contó.

Cuando los jugadores se fueron a bañar, aprovechó para buscar su nueva adquisición. "La encuadré junto con una foto que me saqué con él en ese partido y otra en la que estamos cambiando la camiseta, ¡porque hay muchos perseguidos que dicen: Esa es trucha! Entonces, no. Mirá", cerró el uruguayo, orgulloso por su adquisición.

Qué leer a continuación