¿El paro perjudicó a los equipos argentinos en la Libertadores?

De los cinco que ya jugaron en esta edición de la Copa, ninguno logró la victoria: San Lorenzo perdió dos, Lanús y Estudiantes una y Atlético Tucumán y el Tomba empataron.

Tras 80 días sin fútbol oficial por el desorden en la AFA, primero, y por el paro de Futbolistas Argentinos Agremiados, después, cinco equipos argentinos hicieron su presentación en la Copa Libertadores y ninguno logró quedarse con el triunfo.

El primero en debutar en esta edición del torneo sudamericano fue Godoy Cruz, quien recibió en Mendoza a Atlético Mineiro. El último encuentro del Tomba por el Torneo de Primera División había sido el 16 de diciembre, exactamente 82 días antes de presentarse por la Copa, y con Sebastián Méndez como entrenador. El ahora conjunto de Lucas Bernardi, se puso en ventaja a los dos minutos de comenzado el partido ante el Galo pero no lo pudo sostener y debió conformarse con un empate 1-1.

Atlético Tucumán, por su parte, tampoco pudo sostener el triunfo y terminó igualando 1-1 su partido ante Palmeiras. La diferencia es que el Decano había disputado sus duelos por la Fase 3 los días 16 y 23 de febrero (antes había jugado ante El Nacional para acceder a estas instancias).

San Lorenzo, por su parte, viajó a Brasil para visitar a Flamengo 80 días después de su último encuentro por la fecha 14 del Torneo. Eso sí, en el medio jugó ante Boca, Independiente y Estudiantes por el Torneo de Verano y tuvo otros amistosos informales. Sin embargo, el Ciclón fue uno de los equipos que peor la pasó en su debut en la Copa: fue goleado 4-0. Una semana más tarde, ya en el Nuevo Gasómetro, la historia no mejoró para nada y cayó 1-0 ante Atlético Paranaense.

Lanús, el último de los primeros argentinos en presentarse, llegó a este partido copero 81 días después de su encuentro porla jornada 14 del campeonato pero con un partido muy especial en el medio: el 4 de febrero goleó a River 3-0 y se quedó con la Supercopa Argentina. Sin embargo, al igual que San Lorenzo, también debutó en la Copa con una derrota: fue 1-0 ante Nacional en La Fortaleza.

Estudiantes tampoco comenzó bien la Copa y perdió 2-1 ante Botafogo, luego de caer 3-2 ante Vélez en la primera fecha del torneo. Así la única esperanza argentina que queda para un buen debut es River, que jugará este miércoles frente a Independiente de Medellín.

"No es excusa la falta de ritmo, yo no lo sentí. Además Nacional venía de dos semanas sin jugar", dejó en claro Román Martínez desestimando las excusas por el paro. ¿Perjudicó o no la falta de partidos oficiales?