Papu Gómez y el coronavirus: "En Italia los hospitales están colapsados, y la situación va a empeorar en los demás países"

Cristian Grosso
lanacion.com

Hay ruido de familia como fondo de la conversación. Las corridas de Bautista, los gritos del pequeño Milo y las protestas de Constantina, víctima de esos indios que son sus hermanos. Son los Gómez acuartelados en su casa de Bérgamo, una ciudad fantasma en plena Lombardía, la región más crítica en Italia por la pandemia del coronavirus. Atalanta reluce como nunca en el mapa futbolístico europeo, pero esta vez el cittadino Gómez transmite sensaciones más trascendentes que las que habitualmente regala el calciatore desde una cancha. Afuera, solo silencio. "La situación es muy complicada. Las calles de Bérgamo están vacías. Italia está cerrada y es la mejor decisión que podían tomar. Creo que se demoraron, creo que se subestimó la situación. Hace apenas una semana, la gente no le daba al tema la importancia que se merecía. La gente seguía yendo a pasear, la peatonal era un río que iba y venía, y hasta el fin de semana pasado los centros de esquí estuvieron repletos. Así se seguían contagiando, todos los días había 300 o 400 casos más de coronavirus. Hasta que entendieron que había que parar al país. Todos a casa; es la única manera de intentar poner un freno", cuenta Alejandro 'Papu' Gómez el día después de la victoria más importante en los 112 años de historia de los nerazzurri. Pero el fútbol puede esperar.

A cuarenta minutos de Milán, con la línea de los Alpes a la vista, Alejandro, su mujer Linda Raff y los chicos residen en una zona de alta influencia del coronavirus. La vida se les trasformó totalmente, y esta vez no es por el desbordante amor de los tifosi para il capitano 'Papu'. "Con la Serie A suspendida, a nosotros el club nos ha dado todas las seguridades y nos monitorean todo el tiempo, pero hay que seguir atentos permanentemente. Solamente voy de casa al centro deportivo y nada más. Vamos, nos movemos un poquito y volvemos. Otros clubes directamente licenciaron una semana a sus planteles, pero igual no podés salir del país ni de tu ciudad. Vamos a ver cómo continúa el tema en los próximos 20 días. Imagino, o deseo, que en un mes va a mejorar la situación en Italia, pero siento que lamentablemente va a ir creciendo en otros países. Por ejemplo, ahora que fuimos a Valencia a jugar la Champions, no hubo ningún control. Es más, había 10 mil personas en las calles por el carnaval. y eso no está bien. Después, leí que lo suspendieron. Creo que los demás países todavía no tomaron conciencia de lo que está pasando. Italia, ahora sí, por eso siento que va a mejorar, pero en otros lugares va a empeorar", ofrece 'Papu' su inquietante diagnóstico.

Cuando habla de Valencia, se refiere al partido desquite que Atalanta jugó el martes contra Valencia, a puertas cerradas, por los octavos de final de la Champions. Ganaron 4 a 3 en Mestalla y llegaron hasta donde nunca se hubiesen imaginado cuando después de las primeras cuatro fechas del Grupo C sólo tenían un punto, allá por noviembre del año pasado. Saltear las fronteras para cerrar la llave por la Champions fue un paréntesis en la realidad transformada para 'Papu', para todos en Italia. Las medidas no dejan de extremarse. "La decisión es drástica, pero había que tomarla. Hoy se anunció el cierre de los comercios, salvo farmacias o supermercados porque tienen bienes de primera necesidad. Mis chicos ya hace 15 días que no van a la escuela, y es lógico. Hay que tomar conciencia. 'Salgo a caminar y voy a dar una vueltita por ahí...', escucho a veces. ¡No, no! No es así. Hace unos días, acá estaban todos en las calles, una locura. Porque además, no hay más camas, es un caos, no dan abasto los hospitales, están colapsados, y eso es muy preocupante. Hoy, si te rompés una pierna, no te atienden porque hay casos mucho más importantes. La única que quedaba era cerrar todo, parar el país y quedarse en casa".

En medio de la incertidumbre y los miedos, se filtra una inmensa felicidad que queda encorsetada entre restricciones. "Las sensaciones en la Champions son increíbles, pero también digo que no me gustó haber recibido tantos goles. Eso, sin dudas, lo tenemos que mejorar porque equipos más poderosos no te perdonan esas distracciones. También sabemos que nosotros podemos lastimar, porque por nuestra propuesta hacemos muchos goles, entonces, quizás, ahí equilibramos un poco. Haber ganado la serie 8-4 contra el Valencia es fabuloso, algo histórico, estamos entre los 8 mejores de Europa. Esto va a quedar para siempre en el club", relata el símbolo del equipo que dirige Gian Piero Gasperini y suma en el calcio más goles que nadie: 70. Más que la Juventus de Cristiano Ronaldo, el Inter de Lautaro Martínez-Lukaku y la Lazio de Ciro Immobile.

Piensa en fútbol..., solo un momento. La realidad es incontrastable: "Ahora, a esperar quién nos toca en los cuartos de final, total. ya no tenemos nada que perder. No hay que olvidarse que nosotros apenas estamos agarrando experiencia en la Champions, pero ya que estamos acá. Estamos súper felices. El único problema es que vamos a estar un mes sin competencia", proyecta 'Papu' Gómez. Se refiere a que la próxima etapa del torneo está prevista para el 7/8 de abril, con los choques de ida por los cuartos.

Pero el escenario puede cambiar en horas. Se esperan novedades de la UEFA, a medida que más ligas y copas se paralizan por Europa. Parece incongruente que las federaciones se detengan y la entidad rectora disponga continuar. Inter vs. Getafe y Sevilla vs. Roma, previstos para hoy, fueron postergados por la Europa League. "Es extraño..., no sé qué harán, viste como es este sistema, los medios, la TV, los sponsors mandan... La UEFA tiene mucho para perder, la Champions es el torneo de clubes más importante del mundo. Anoche jugaron a puertas cerradas en París y con gente en Liverpool. Encima, en junio está la Eurocopa..., no sé qué va a suceder. Tal vez nadie lo sepa. En estas horas se conoció que hay un jugador en Alemania que dio positivo de coronavirus [el defensor Timo Hubers, de Hannover 96], más tarde otro acá, en Juventus [Daniele Rugani], y son los primeros que juegan en alguna de las grandes ligas..., pero mientras no se enferme una figura, un jugador importante, quizás todo siga adelante, a lo sumo sin público. No sé, es minuto a minuto..., solo espero que de una buena vez todos tomen conciencia...", cuenta 'Papu' Gómez y se queda sin palabras. Afuera, Bérgamo también está muda.

Qué leer a continuación