Papelón del Barcelona en Turín

Cuando en un deporte de conjunto, un equipo se enfrenta a una suma de individualidades, generalmente gana el primero. En la Arena Juventus solo hubo un equipo, el local fue justo ganador e incluso mereció más.

Pobreza total

El Barcelona que enfrentó a la Juventus en la ida de los cuartos de final de la Champions League, no alcanzó siquiera a ser una suma de individualidades, por el contrario, fue una resta. En ningún momento los tres genios del frente de ataque se encontraron, y ya sabemos lo que pasa con este equipo de Luis Enrique, MSN dependiente, cuando estos tres no caminan.

Paulo Dybala celebra uno de sus goles ante el FC Barcelona, el martes 11 de abril de 2017 en Turín. (Alessandro Di Marco/ANSA via AP)

Además a Luis Enrique le volvió a dar el ataque de entrenador y quiso inventar la rueda, el resultado no pudo ser peor; ubicar a Mathieu por banda izquierda era una invitación al desastre, Juan Cuadrado tuvo un festín por ese carril. Por allí llegó el primer gol del partido, un gol fundamental por lo tempranero.

No hay equipo

Hemos derramado tinta hablando de la falta de trabajo en equipo de este Barcelona cada vez más dependiente de sus tres fenómenos, hoy este precepto quedó más que demostrado, estuvo tan mal el conjunto blaugrana, que Mascherano terminó dando el primer pase, intentando generar fútbol. Y si Mascherano es el encargado de las ideas en el Barcelona, todo está muy mal.

A propósito de Mascherano, llevo una temporada completa explicando dos hechos fundamentales, el primero es que el argentino no es central, y que si ha prestado el servicio en una posición ajena es por su gran calidad y temperamento. En segundo lugar he explicado que físicamente ‘Masche’ hace rato que no está a la altura de la exigencia del primer nivel del fútbol mundial; hoy llegó tarde y perdió en los tres goles de la Juve.

Mucha Juve

Al frente todo lo contrario, un equipo maduro, serio, versátil, contundente, con una mezcla perfecta de veteranía y juventud, con un entrenador que tiene cuatro años de trabajo, con un gran grupo de profesionales.

Recuerdan esta columna que escribí hace poco?

Luis Enrique, entrenador del Barcelona. / Foto: AP

Aplausos para la Juve y otra raya negra al tigre para este Barcelona que sigue sin aprender la lección.

Habrá remontada?

A los que me preguntan si tendremos remontada, les respondo que lo veo cercano al imposible, esta Juve no es el PSG, es la mejor defensa de Europa, solo ha recibid gol en dos de nueve partidos de Champions League en la presente edición; además cuenta con jugadores muy experimentados que saben manejar este tipo de partidos y tienen fresca la lección del PSG.

Para el Barcelona debe ser borrón y cuenta nueva, debe regresar al origen, al respeto por el sistema por encima de las individualidades.

También te puede interesar:

Esta Juve no es aquella de la final 2015

Competición sanciona a Neymar con tres partidos de sanción