La pandemia que está arrasando con este tipo de pájaros

José de Toledo
·2  min de lectura

Los humanos no somos los únicos animales que podemos sufrir una pandemia. Ni los virus los únicos patógenos que pueden causar una. Ahora mismo, en California, hay una pandemia provocada por una bacteria que está afectando a varias especies de pájaros canores.

Todo ha empezado con el jilguero de los pinos (Spinus pinus). Por la falta de comida en sus zonas de invernada en Canadá, estos pájaros han tenido que migrar hacia el sur. Y al hacerlo, se han traído consigo sus problemas. En concreto, una infección por Salmonella sp., que es relativamente común en estas aves.

En las zonas del sur, a lo largo de toda la costa oeste americana, estos pájaros infectados con Salmonella se han ido juntando y aprovechando los recursos que se encontraban. Y aquí es donde ha empezado el verdadero problema, uno que nos va a sonar.

Grandes agrupaciones de individuos. Ese está siendo el problema, el motivo por el que la pandemia de salmonelosis se está extendiendo.

El problema está en los comederos y bebederos de aves que hay en la zona donde el jilguero de los pinos ha llegado. En California, como en muchas partes de Estados Unidos, es muy común que existan comederos para aves, lugares que reúnen a gran cantidad de pájaros.

Que al llegar allí, se contagian al beber del mismo agua, entrar en contacto con las heces o compartir comida y espacio con los pájaros infectados. La pandemia se ha extendido en estos lugares, y ya no sólo afecta a los jilgueros de los pinos. Poblaciones de jilgueros aliblancos (Spinus psialtria) y jilguero yanki (Spinus tristis) también se están viendo afectadas.

Cuando cualquiera de estas especies de aves canoras contrae la samonelosis, lo primero que les ocurre es una inflamación generalizada. El animal se presenta hinchado, en estado letárgico, y con los ojos enrojecidos y parcialmente cerrados. Tras esto, el animal va empeorando, llegando muchas veces a morir.

Y el problema es que es una infección que puede pasar fácilmente a humanos o mascotas. De hecho, las autoridades de Fauna Salvaje de las zonas afectadas están pidiendo que la gente retire los comederos que hayan podido dejar, y que no permitan que los niños pequeños entren en contacto con los pájaros infectados, intentando salvarles. Y que se controle, en lo posible, a los gatos que vivan en semi-libertad, que al cazar a un pájaro con salmonelosis puede contagiarse y después contagiar a sus dueños.

La esperanza que hay ahora mismo es que, controlando las “aglomeraciones” de aves se consiga controlar la pandemia, y todo mejore cuando los jilgueros del pino vuelvan a migrar hacia el norte. Esa es la esperanza.

Me enteré leyendo aquí

Más historias que te pueden interesar