Panamericanos. Demoledor: el sóftbol brilló y le dio la novena medalla dorada a Argentina

Gastón Saiz
lanacion.com

LIMA.- "¡Dale, campeooón; dale, campeooón". Los hinchas que rodearon el diamante de Villa María del Triunfo alcanzaron el pico máximo de emoción por la conquista de un oro que salió a luz a puro batazo. Si en junio la selección de sóftbol había tocado el cielo con las manos gracias al título mundial obtenido en Praga, ahora revalidó sus lauros con la obtención de la medalla dorada en los Juegos Panamericanos, el segundo capítulo de un momento brillante para este equipo, que vapuleó a Estados Unidos por 5 a 0 en la final.

Este es el aval que necesitábamos para que tengamos el apoyo de la Agencia de Deporte en los próximos cuatro añosBruno Motroni

La Argentina empezó a sacar diferencias en el segundo inning, con dos entradas, y en el quinto período consiguieron otros tres para marcar claras ventajas ante los norteamericanos. La medalla de oro de este conjunto compuesto mayormente por paranaenses, pampeanos y bahienses se suman a la cosecha dorada de Juan Francisco Sánchez (patín artístico), Lucas Guzmán (taekwondo), las cuatro del canotaje en el K1 1000, K2 1000 y K4 500 masculino y el K1 500 femenino, además del rugby seven y Eugenia de Armas en wakeboard.

Todo consistió en un proceso evolutivo. Luego de aquellos pioneros de los años '60, ya en 2000 se soñaba con ganarle a los Estados Unidos y se pellizcaba algún que otro triunfo. No había un respaldo importante por parte de la Secretaría de Deporte para elaborar un plan de entrenamiento, apenas un apoyo para idear un viaje o una gira. Con el tiempo se fue adquiriendo un mayor nivel y el bronce en los Panamericanos de Santo Domingo 2003 y el respaldo dirigencial se volvió más fuerte.

El desarrollo continuó y quedó expuesto con las consagraciones juveniles en los Mundiales de Paraná (2012) y Whitehorse, Canadá, en 2014. Enseguida, otro bronce en los Panamericanos de Toronto 2015 y los cuartos lugares en los Mundial de Auckland (2013) y Whitehorse (2017), dos avisos de que la Argentina ya estaba en la elite en mayores.

Es el sueño de toda una vida, hace unos años lo pensaba y decía '¡Qué lindo sería! Se dio gracias al esfuerzo de mucha gente que ayudó a conformar el mejor equipo de la historia de nuestro sóftbolMariano Montero

Y para todos los jugadores, la reciente coronación en el Mundial de República Checa significó un curso acelerado desde lo mental. Se diplomaron, yendo de menor a mayor: de aquellos nervios e imprecisiones del debut a la concentración máxima y la mira fija en el objetivo, hasta alcanzarlo. No pudo haber envión mejor para llegar a punto a estos Juegos Panamericanos y quedarse con la de oro.

Qué leer a continuación