Palmeiras-River: se conocieron los audios del VAR sobre las jugadas polémicas de la semifinal de la Copa Libertadores

LA NACION
·4  min de lectura

El desquite de las semifinales de la Copa Libertadores entre Palmeiras y River, que le dio el pase al equipo brasileño para la definición, se recordará para siempre por la injerencia del VAR, el sistema cuya utilización sigue generando polémica.

El VAR no revisó un golpe de Weverton sobre Paulo Díaz y la controversia crece: ¿penal?

Aquí, el repaso de todas las acciones polémicas, según cómo lo observaron los encargados del VAR, encabezados por el colombiano Nicolás Gallo. Como suele hacer, Conmebol publicó las conversaciones entre ellos y el árbitro del partido, el uruguayo Esteban Ostojich.

El tanto de Montiel que le anularon a River para el 3-0

A los seis minutos del segundo tiempo, River completaba la hazaña: de un centro de zurda de Angileri apareció Gonzalo Montiel, quien empalmó de derecha y celebró el 3-0 para los argentinos. Sin embargo, y tras casi cinco minutos de deliberación, el árbitro uruguayo Ostojich anuló la conquista a instancias del VAR, manejado por Nicolás Gallo. En la repetición se vio cómo Borré vuelve de la posición adelantada para intervenir en la jugada.

El gol se anula mediante dos conceptos claves: APP (Atacking Posession Phase o Fase de Posesión Atacante) y offside. "Vamos a mirar toda la app", se escucha en la sala de VAR. Eso implica ver si Borré está adelantado en el comienzo de la jugada. La imagen que devela el misterio es la que muestra las líneas del offside con la posición de Borré al momento en que la pelota sale rebotada en Enzo Pérez luego de ser interceptado por la marca de un defensor brasileño. Borré está adelantado (centímetros, pero en posición inválida) y la pelota viene de un rebote. Si el colombiano hubiera participado en la jugada luego de un pase deliberado de un defensor de Palmeiras, la conquista de Montiel habría sido lícita. Porque ese pase lo habilita. Como es un rebote (y, encima, en un compañero como Enzo Pérez), Borré está en posición prohibida.

Con todas las pruebas y la imagen congelada, Nicolás Gallo, el asistente principal de VAR, llama a Ostojich, el árbitro en cancha: "Esteban, hay posición fuera de juego. Reanuda en la línea del área penal, en la intersección del semicírculo", ordena Gallo. Al ser una jugada factual y no de interpretación, no es necesaria la revisión a pie de campo. El árbitro principal, entonces, hace la seña del tiro indirecto a invalida la conquista de Montiel.

La marcha atrás al penal de Matías Suárez

Transcurrían 32 minutos de la segunda etapa y el árbitro le otorgó un penal por infracción sobre Matías Suárez. Pero Gallo, el asistente de VAR, llamó al uruguayo Ostojich y le recomendó ver la jugada. Luego de varias repeticiones, en cámara normal y cámara lenta, el árbitro se retractó. River, que se había quedado sin el gol de Montiel, ahora se quedaba sin el penal.

En el penal que Ostojich señala por infracción a Matías Suárez los asistentes de VAR interpretan que el futbolista de River "se deja caer". Ante el posible error "claro y grosero" del árbitro principal, le sugieren ver la jugada a pie de campo. Ostojich accede y, luego de ver la jugada varias veces, resuelve: "El jugador de River, antes del contacto, ya está arrastrando el pie. Voy con suelta neutral a favor del equipo verde (Palmeiras)". Además, Ostojich amonesta a Borré por protestar, ya que el colombiano había pedido la expulsión del infractor por cortarle a Suárez una ocasión manifiesta de gol. Así, el penal queda cancelado.

Topetazo a Borré y offside de Girotti

River pudo haber tenido un penal sobre el final. Ostojich revisó la jugada, que sin embargo fue invalidada por una posición adelantada de Federico Girotti, quien había ingresado por Javier Pinola en la búsqueda del tercer gol. Ese que nunca llegó. Y que hizo que River se lamentara por la eliminación.

La jugada del topetazo a Borré también se analiza como una app: es toda una fase de ataque de River. Originalmente, Ostojich señala mano de Borré, quien se cae y toca la pelota con la mano. Por eso da el tiro libre indirecto para Palmeiras. Luego, desde el VAR le avisan que hay un fuera de juego previo. Una vez que trazan las líneas del offside se ve cómo Girotti estaba adelantado una vez que Enzo Pérez cabecea hacia el área de Palmeiras. Es Girotti el que pelea por la posesión en el semicírculo del área, por lo tanto, interviene en la jugada. Así, es invalidada por offside. De todas maneras, el contacto entre Borré y el defensor brasileño "no estaba claro", por lo que el topetazo probablemente no habría sido considerado penal.

En las jugadas difundidas por la Conmebol no está la del impacto de Weverton, arquero de Palmeiras, en el rostro de Paulo Díaz, defensor de River, sobre el final del partido. El protocolo de VAR habilita para actuar en ese caso. Como el juego continuó, el choque debió haber sido chequeado de manera silenciosa. Y los asistentes tecnológicos no deben haber encontrado motivos para que encontrar un "error claro y obvio" de Ostojich. Para el árbitro uruguayo, en la cancha, no hubo ninguna infracción en esa jugada.