Padre de un corredor de los Dallas Cowboys encara 21 cargos por poseer un gato salvaje africano que fue abatido por la policía

(Photo by DeAgostini/Getty Images)
(Photo by DeAgostini/Getty Images)

Stacy Elliott, padre del corredor de los Dallas Cowboys, Ezekiel Elliott, enfrenta 21 cargos por supuestamente poseer y dejar libre a una especie de gato africano salvaje que atacó al perro de un vecino.

Según The Columbus Dispatch, Stacy Elliott, también conocido como Stacy El-Muhammad, enfrenta nueve cargos del Departamento de Agricultura de Ohio y 12 cargos de otras agencias del mismo estado, relacionados con la posesión de una especie animal ilegal en ese estado.

Los agentes de la policía registraron el pasado 13 de octubre un domicilio del área de Columbus que es propiedad de El-Muhammad, tras responder una llamada de un habitante de esa comunidad que reportó que un gato montés estaba atacando a un perro de uno de los vecinos. Cuando los agentes de la policía llegaron al lugar de la llamada, dispararon y mataron al gato pues lo consideraron una amenaza.

El perro sobrevivió, según el informe.

(Photo by Stacy Revere/Getty Images)
(Photo by Stacy Revere/Getty Images)

Pero resulta que ese felino no era un gato montés o un gato doméstico de mal humor, sino un serval, un gato salvaje nativo de África. Los servales son gatos pequeños y delgados con patas largas, un cuerpo delgado, una cola corta y una cabeza pequeña.

Un ejemplar adulto pueden medir entre 67 y 100 cm, más de 24 a 45 cm de la cola y pesa de 8 a 18 kg. Viven hasta 19 años en condiciones naturales.

El-Muhammad negó que fuera el dueño del serval cuando el departamento de agricultura le preguntó, según diario de Columbus, pero los investigadores llegaron hasta él gracias a que rastrearon el microchip que estaba dentro del animal, además de investigar otros datos que evidenciaron que él había adquirido al animal salvaje.

Es ilegal tener un serval en Ohio sin un permiso.

Stacy Elliott con su hijo Ezekiel. (AP Photo/Tony Gutierrez)
Stacy Elliott con su hijo Ezekiel. (AP Photo/Tony Gutierrez)

La Sociedad Humanitaria del área de Fairfield y la policía del condado también presentaron cargos contra El-Muhammad que incluían el de delito grave de quinto grado por permitir que un animal exótico escapara intencionalmente.

El cargo por poseer un animal sin permiso, calificado como exótico es un delito menor de primer grado que conlleva un máximo de seis meses de cárcel y una multa de hasta mil dólares, según el diario citado.

Pero otros cargos incluyen la falta de notificación cuando se posee una especie peligrosa de animales salvajes, la obstrucción del trabajo de los oficiales y la falta de señalización cuando se posee un animal así en una jaula, según el informe.

Gato serval en cautiverio. (AP Photo/Alfred de Montesquiou)
Gato serval en cautiverio. (AP Photo/Alfred de Montesquiou)

Según la versión en inglés de la revista National Geographic, el comercio de mascotas exóticas genera millones de dólares en el mercado negro de animales salvajes que se venden anualmente en todo el mundo. La práctica impacta considerablemente en cada rama del comercio, desde la recolección hasta el transporte y la distribución.

El mercado de animales exóticos ha contribuido a la destrucción de las poblaciones mundiales de especies y, a menudo, conduce al sufrimiento y la muerte de criaturas que no sobreviven a las duras condiciones del transporte en el mercado negro, según la publicación de National Geographic.

Cuando los animales llegan a sus destinos, a menudo presentan una amenaza para sus nuevos entornos como especies invasoras que pueden propagar enfermedades o atacar a los dueños o mascotas, como fue el caso del gato presuntamente propiedad del padre de Ezekiel Elliott, El-Muhammad.

Qué leer a continuación