El Pachuca busca consolidar su mejoría ante un Tigres herido

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 17 (EL UNIVERSAL).- La noche de jueves arranca la fecha 12 del Torneo Guardianes Clausura 2021 de la Liga MX en el estadio Hidalgo, con el duelo entre los Tuzos del Pachuca y los Tigres de la UANL, partido en el que los locales buscarán su tercera victoria al hilo, mientras los visitantes quieren no rezagarse más en post de un lugar directo para la Liguilla.

Los hidalguenses fueron el último equipo en conseguir un triunfo en el campeonato: hasta la jornada 10 lo consiguieron; sin embargo, lograron ligar victorias y ahora están en posibilidades de sumar otros tres puntos en su estadio.

La directiva Tuza tuvo paciencia y no removió al uruguayo Paulo Pezzonalo de la dirección técnica, y ahora con sus dos ganados al hilo (2-1 a Tijuana y 2-0 a Toluca), más sus cuatro empates, alcanzaron los 10 puntos y se alejaron del fondo de la tabla; pero las cinco derrotas que llevan en el certamen pesan aún demasiado y por eso aún no entran a zona de calificación.

De ahí la importancia de ganar este jueves para confirmar la mejoría, pero el rival en turno viene herido y no será nada sencillo superarlos. Los Tigres perdieron la semana pasada en casa 2-1 ante Mazatlán, y pese a jugar con 10 casi todo el partido, estuvieron a punto de sacar la igualada.

Los felinos tienen uno de los planteles más caros del futbol mexicano y cuentan con el mejor jugador de la Liga actualmente: el francés Andre Pierre Gignac; pero después de su brillante participación en el Mundial de Clubes, donde fueron subcampeones, los Tigres no han tenido una buena participación en la Liga MX.

El conjunto de Ricardo "Tuca" Ferreti tiene tres victorias, tres empates y cuatro derrotas (tienen aún un partido pendiente) para un total de 12 puntos y por el momento, "arañan" el repechaje. Una derrota ante los Tuzos los sacaría de esa zona y pondría presión a un equipo diseñado para estar en los primeros cuatro sitios del campeonato, no en el actual lugar 12.

Y aunque ya quedan muy lejanas aquellas finales que el Pachuca les ganó a Tigres en 2001 y 2003, para los felinos siempre representará mucho vencer a los Tuzos.

Ambos conjuntos se miden la noche de este jueves a las 20:00 (tiempo del centro de México), en el estadio Hidalgo y por los estilos y necesidades de ambos se espera un encuentro abierto y entretenido.