Pablo Ibar se reencuentra en la cárcel con su padre después de más de un año

Agencia EFE
·3  min de lectura

Miami, 26 abr (EFE).- El hispano-estadounidense Pablo Ibar, condenado en EE.UU. a cadena perpetua por tres asesinatos cometidos en 1994 de los que siempre se ha declarado inocente, recibió este fin de semana la visita de su padre, Cándido Ibar, a quien no veía desde hace más de un año debido a la pandemia.

El encuentro tuvo lugar en la prisión de Okeechobee (centro de Florida), la última del largo encarcelamiento de Ibar, que tiene 49 años y lleva 27 años preso, con cuatro juicios en su haber y una condena a muerte, luego anulada, incluida.

Cándido Ibar, a quien la pandemia de covid-19 sorprendió en España y no pudo regresar a EE.UU., donde reside desde hace décadas, haya ahora, encontró a su hijo "más fuerte que nunca", según informó la Asociación Pablo Ibar Juicio Justo.

"Por favor, no os olvidéis de nosotros, no os olvidéis de Pablo", señaló la esposa de Ibar, Tanya Ibar Quiñones, en un video del reencuentro de padre e hijo que envió a la asociación.

Cándido Ibar, hermano del fallecido boxeador José Manuel Ibar, "Urtain", acudió a la prisión en compañía de su nuera Tanya, quien dijo: "Ha sido estupendo poder ir con el 'aita' (padre en euskera) a ver a Pablo. A él le alegró mucho ver a su padre".

LA LUCHA CONTINÚA

Tanya expresó su confianza en que, "con un poco de suerte", puedan mantener a corto plazo visitas de mayor duración.

"Es importante que todos continuemos luchando", dijo la esposa del preso hispano-estadounidense, quien recordó que la familia, junto a la Asociación Pablo Ibar - Juicio Justo, continúa trabajando y esforzándose en reunir los recursos económicos necesarios para hacer frente a los gastos que resultarán de la próxima apelación.

En diciembre pasado se anunció que el abogado estadounidense Joe Nascimento dirigirá el proceso de apelación para lograr la libertad del español Pablo Ibar.

El letrado, que formó parte del equipo legal encabezado por Benjamin Waxman que salvó a Ibar de la pena de muerte en 2019, dijo entonces a Efe que el proceso de apelación comenzó con la notificación a las autoridades en el plazo para hacerlo y puede llevar "al menos" dos años o "incluso más".

La apelación se realizará ante el Tribunal de Apelaciones del Cuarto Distrito del estado de Florida.

Nascimento señaló que aceptó la designación porque tiene una "conexión personal" con un caso al que está ligado desde su época de practicante en el despacho de Waxman en 2008.

Es uno de los casos "más grandes" -la transcripción del último juicio ocupa 10.000 folios- en la justicia penal en Florida por la cantidad de documentación y actuaciones acumuladas.

Ibar, que nació en EE.UU., ha enfrentado cuatro juicios por los asesinatos del dueño de un club nocturno, Casimir Sucharski, y dos modelos, Sharon Anderson y Marie Rodgers, ocurridos en la casa del primero en Miramar (Florida) en 1994.

Preso desde aquel año, Ibar estuvo condenado a muerte desde el año 2000 hasta el 2016, cuando la Corte Suprema de Justicia de Florida anuló el juicio en el que se emitió esa condena por falta de garantías y ordenó celebrar uno nuevo que es el que culminó el año pasado.

El caso de Ibar ha dado lugar a una serie de televisión y un documental.

(c) Agencia EFE