Casado se olvida de la polémica de Feijóo y la manguera y comete el mismo error con la nevada

M. J. Arias
·5  min de lectura

Ni Pablo Casado ni ninguno de sus asesores parece recordar la polémica protagonizada por su compañero de partido Alberto Núñez Feijóo hace 14 años a tenor de la imagen que el líder del Partido Popular ha dejado este fin de semana en Madrid y por la que le han llovido las críticas y las burlas en redes sociales. Cambia el contexto, pero el resultado ha sido el mismo pese a que era fácil anticiparse y no caer en el mismo error.

Madrid se encuentra bajo la nieve. Pasada la euforia inicial por una nevada histórica y una estampa de lugares emblemáticos cubiertos por un manto blanco y vías tomadas por los ciudadanos para disfrutar de la nieve a pie de calle, la diversión ha dejado paso al caos y al hielo. Colegios cerrados, aceras y carreteras impracticables y resbaladizas, supermercados que no pueden abrir, sanitarios triplicando turnos porque los compañeros que deben darles el relevo no pueden llegar… Ante un contexto así, la autoridades madrileñas han pedido a los ciudadanos que echen una mano despejando sus calles, portales, cornisas… de la nieve acumulada ante el inminente descenso de las temperaturas que la convertirá en hielo.

Y eso es lo que hizo Pablo Casado. Acudió al llamado de sus compañeros del Partido Popular madrileño y, armado con una pala, se desplazó a varios centros de salud para retirar la nieve acumulada a sus puertas. Fue hasta allí y dio publicidad a su acción. Su imagen ha sido recogida por diversos medios de comunicación y resonado con fuerza en redes sociales, donde le han llovido las críticas por lo que muchos consideran que no es más que un acto para ‘hacerse la foto’ y nada más.

En el hilo generado en el perfil de la agencia Europa Press, donde compartieron en Twitter el vídeo de Casado retirando la nieve, una vecina de la zona ha publicado uno del después, dejando en evidencia que el trabajo del líder del Partido Popular no sirvió de mucho. “Pablo Casado acude a retirar nieve de las puertas de varios centros de salud de Madrid. El PP asegura que ha limpiado los accesos de tres o cuatro centros de salud donde se realizan pruebas de COVID”, informaba EP.

Y mientras las críticas y las mofas contra Casado arrecian, viene al recuerdo una historia similar protagonizada por Feijóo hace más de una década. En el caso del ahora presidente de la Xunta fue con una manguera y un incendio, en 2006. Como recordaban hace algún tiempo desde Público, la fotografía se tomó durante un incendio en Pontevedra en medio de una ola de incendios que arrasó una gran extensión de terreno durante este verano. Entonces, como ahora Casado, Feijóo era el líder de la oposición y acudió al lugar, en vaqueros y caisa, para armarse con una manguera, combatir las llamas y hacerse la foto al tiempo que criticaba la gestión del bipartito de PSdeG y BNG y del Gobierno central, en manos del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero.

“Esto es una experiencia de la que hay que aprender, estas cosas hay que evitar que se vuelvan a repetir, hay que hacer fórmulas de coordinación y selección más razonables, trabajar y decirle a los alcaldes que estén con la gente y que vamos a valorar sus bienes e intentar que se le indemnice por todas sus pérdidas, y pedir a las autoridades que por lo menos blinden sus casas”, dijo.

Aquella polémica foto le ha perseguido durante toda su carrera y aún hoy, 14 años después, sigue siendo tema recurrente en su contra. Algo que, sin embargo, no parece haber recordado nadie en el PP a tenor de la escena protagonizada por Casado este fin de semana, tan similar a la de su compañero de partido. Sin embargo, hasta el político gallego se arrepintió de la idea. Hace un par de años, en una entrevista con Jordi Évole reseñada por El Plural, Feijóo reconoció que había sido un error. Un error del que no aprendió Casado, que ha caído en lo mismo.

EN VÍDEO | La calle Fuencarral de Madrid: un caos por la nieve que parece un mundo de fantasía