Pablo Aimar: entre Maradona, Messi, los superhéroes y los dos técnicos argentinos "influencers"

LA NACION
·4  min de lectura

Pablo Aimar es una de las voces más respetadas del fútbol argentino. Uno de los jugadores más talentosos nacido en estas tierras en las últimas décadas, se retiró de la actividad en 2015 y actualmente es el entrenador de la selección argentina Sub 17. Y en cada entrevista que brinda, el oriundo de Río Cuarto siempre deja conceptos interesantes. Ahora, entre varios temas, habló de Diego Maradona, Lionel Messi, Marcelo Bielsa, César Menotti y José Pekerman, entre otros.

Messi y su contrato: "¿Cuánto vale el amanecer?" Siempre fue más fácil moralizar con el sueldo de un deportista

En una entrevista concedida a The Coaches' Voice, el ex volante cordobés se refirió a Maradona, el ídolo del fútbol argentino fallecido el 25 de noviembre de 2020. "Era nuestro mayor estímulo para aquellos que nacimos en los '70' y '80. Por entonces ya existían los superhéroes: estaban el Hombre Araña, Batman y otros, pero nosotros queríamos ser Maradona antes que esos otros superhéroes. Jugábamos a ser Maradona y aspirábamos a ser ese que estaba ahí en el Mundial de México 86, cantando el himno y en el Mundial de Italia 90 insultando a los que insultaban el himno nuestro. Eso fue Maradona para todos nosotros".

Aimar añadió: "Seguramente habrá alguno al que le resultó indiferente, pero para muchos de nosotros fue lo que quisimos ser. Nos compraban los botines suyos y la camiseta suya, y no el traje del Hombre Araña. Y como él, queríamos una cosa por encima de todas: aprender jugando".

Por otro lado, Aimar se refirió a Messi. Cabe recordar que el astro de Barcelona en reiteradas ocasiones manifestó su devoción por el estilo de juego que el riocuartense exhibía dentro de los campos de juego. "El fútbol acepta todas las opiniones, es lo que lo hace tan popular. Eso y que tiene mucho que ver con el azar. Entonces, cuando hay un tipo que rompe el azar, pasa lo que sucede con Lionel Messi, que cuando juega todos creemos que Barcelona va a ganar. Ha logrado que se agoten los elogios; en 15 años ha hecho exactamente lo que tenía que hacer. Nadie se pregunta y nadie es capaz de poner sobre la mesa que todos los años juega entre 60 y 70 partidos. Él sabe que los va a jugar y es el mejor en el noventa y tanto por ciento de las veces. Entonces no hay más análisis".

Asimismo, Aimar eligió a algunos de los directores técnicos que lo marcaron en su carrera como futbolista y actual entrenador. "Marcelo Bielsa y José Pekerman son personas, y por eso agrego el calificativo de influencers, que han ayudado a formar a mucha gente", describió. El actual DT de Leeds fue quien hizo debutar al cordobés en la selección mayor (1999) y luego lo convocó para el Mundial de Corea-Japón 2002. Aimar, de una buena relación con el rosarino, agregó: "No deja indiferente a quienes fueron dirigidos por él y esa es una característica enorme. Tengo una especial admiración por Marcelo, pero si tengo que decir algo es eso de la influencia que tiene en todas las personas que lo conocen y que fueron dirigidos por él".

Por otro lado, Aimar hizo hincapié en otro de los entrenadores legendarios del fútbol nacional: Menotti: "César, con su conocimiento y su sabiduría, te acomoda con dos frases. Es muy enriquecedor y un privilegio contar con él", elogió a quien hoy es el coordinador general de todas las selecciones argentinas. Y siguió en su descripción: "Menotti transmite tranquilidad y en una situación donde sentís que se termina el mundo, aparece y te dice: 'tranquilo, no pasa nada'".

Aimar, de 41 años, comanda al seleccionado nacional Sub 17, con el que se consagró en el Sudamericano de la categoría en 2019. Formador, paciente, el técnico parece haber encontrado su lugar rodeado de los chicos. "Ser seleccionador juvenil me da el tiempo que no tienen los entrenadores de primera división", asegura. Y sigue, en el plano de las enseñanzas. "Como seleccionadores nacionales nos manejamos con sentido común. No hay una planilla de cosas que tengas que hacer sí o sí. La manera de conducir nace en cómo somos nosotros. Y claro que cometemos errores. Por ejemplo, a mí me expulsaron en un partido de un Sudamericano sub 17, me equivoqué y me echaron. Nos podemos equivocar y faltar el respeto, pero sabemos que la única solución es pedir perdón", detalla.

"Tenemos reglas muy simples, de convivencia, que estimulan el respeto a todos los que aquí trabajan. Tratamos de llevar al chico en este camino de futbolista y recordarles que el fútbol te da muchas cosas y que lo máximo a lo que podés aspirar no es a ser famoso, porque eso tampoco es algo que sea tan positivo", finalizó Aimar.