Habrá público en las finales de la Copa del Rey del fútbol español, según Cadena Ser

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Interior del estadio La Cartuja de Sevilla

MADRID, 17 mar (Reuters) - Los aficionados podrán asistir a las dos finales de la Copa del Rey que se disputarán el próximo mes, según informó el miércoles la emisora de radio Cadena Ser.

El informe señala que el estadio de La Cartuja de Sevilla, con capacidad para 60.000 espectadores, podrá llenar entre el 20% y el 25% de su capacidad para la final aplazada de la temporada pasada, que disputarán el Athletic de Bilbao y la Real Sociedad el 3 de abril, así como para la de esta temporada, que disputarán el Barcelona y el Athletic, el 17 de abril.

Sin embargo, sólo los espectadores residentes en la comunidad de Andalucía podrán comprar entradas para el partido, según el informe, ya que los viajes entre regiones españolas no están permitidos debido a las restricciones por la COVID-19.

La federación española de fútbol no quiso comentar la información, pero dijo que iba a celebrar una reunión con el Athletic y la Sociedad el jueves para organizar la final, en la que se debatirá la posibilidad de que los aficionados asistan a la misma.

Los espectadores no pueden asistir a los partidos de la élite del fútbol español desde marzo de 2020 debido a la pandemia de COVID-19, lo que llevó al Athletic y a la Sociedad a acordar el aplazamiento de la final de la temporada pasada durante un año para que los aficionados pudieran asistir.

El gobierno autonómico del País Vasco criticó la medida el miércoles, afirmando que no deberían permitirse las concentraciones masivas de gente mientras el virus siga siendo una amenaza.

"No parece este el mejor momento para invitar al público a asistir a un encuentro de fútbol cuando estamos pidiendo a la gente que no se aglomere, (...) cuando estamos pidiendo a la población que extreme su cuidado y extreme las medidas de precaución", dijo el portavoz del gobierno regional, Bingen Zupiria.

"La circunstancia sanitaria no aconseja ningún desplazamiento de este estilo y que nos obliga a mantener muchísimo cuidado cuando seamos espectadores de ese partido, y después, cuando queramos celebrar el resultado".

Los dos equipos vascos nunca se habían enfrentado en una final de la Copa del Rey e incluso acordaron renunciar a una posible clasificación para la Europa League de esta temporada para que el partido pudiera disputarse ante sus aficionados un año después.

El presidente de la Liga, Javier Tebas, dijo que esperaba que los aficionados puedan empezar a asistir a los partidos de la liga a finales de abril, una vez que el Gobierno español haya revaluado la situación tras la Semana Santa.

(Información de Richard Martin; editado por David Goodman y Ed Osmond; traducido por Tomás Cobos y Darío Fernández)