Pérdida económica preocupa al futbol

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 21 (EL UNIVERSAL).- La emergencia sanitaria que vive el mundo —por la pandemia de Covid-19— es lo primordial, pero eso no significa que los clubes no registren pérdidas económicas por el parón obligado.

Javier Tebas, presidente de la Liga española, reconoce que varias instituciones están muy preocupadas por el severo golpe a sus bolsillos que significará esto.

"Si sumamos todo el ecosistema, todo el futbol de las 30 Ligas europeas, están en juego siete mil 500 millones de euros en esta crisis", revela el directivo. "Este sería el costo de no poder completar todas las competiciones. Esta situación pondría en peligro, en algunos lugares, la industria futbolística. Por eso, hay que resolver esto globalmente. Es un problema común y las competiciones deben estar coordinadas".

La mayoría de las competiciones en el viejo continente ni siquiera han puesto una fecha para volver. Por ahora, la más optimista es la Liga Premier, que colocó el 30 de abril como día tentativo.

El gran problema es que se ha convertido en un efecto dominó, porque —al no celebrarse los cotejos— las televisoras no han pagado lo que corresponde a esos choques que aún no se efectúan.

"Falta por percibir el 28% de los contratos de televisión, que es algo más de 500 millones de euros", asegura Tebas. "No diría que los clubes entrarían en crisis, porque —gracias al control que se hace de la economía— no llegaría a ese supuesto, pero sí que los perderían competitividad por varios años".

"Estamos en contacto con los clubes y vemos los problemas que no sólo afectan a los clubes, sino también a toda la economía que vive del futbol. En nuestro país, 150 mil personas viven directa o indirectamente del futbol. Este deporte mueve el 1.67% del Producto Interno Bruto de toda España".

Y no todo se trata de lo que sucede en las canchas. Tebas recuerda que las instituciones más importantes también generan recursos por la apertura de sus estadios —en días hábiles— para ofrecer tours y entradas a sus respectivos museos, lo cual tampoco puede hacerse durante la presente contingencia.

"Por ahora, es duro para los clubes que tienen museos, tiendas... Los grandes, en definitiva", reconoce. "Ellos sí han perdido una cantidad importantísima. Por lo demás, si completamos los calendarios, los ingresos por TV y taquilla se mantendrían intactos".

Lo malo para todos es que nadie sabe cuándo se podrá regresar a las actividades normales, porque el coronavirus avanza.



Qué leer a continuación