"Outraged", la voz del fútbol contra la discriminación

Agencia EFE
·3  min de lectura

Madrid, 23 dic (EFE).- Una veintena de nombres propios del fútbol, entre los que figuran jugadores en activo y retirados como Juan Mata, Paul Pogba, Ruud Gullit, Lucy Bronze, Pernille Harder o Megan Rapinoe, han unido su voz en "Outraged" (Indignados), un nuevo documental de UEFA.tv que aborda el tema de la discriminación en el fútbol.

La UEFA presentó este miércoles el documento en el que los participantes hablan de sus propias experiencias personales sobre racismo, discriminación, sexismo y homofobia en un llamamiento del fútbol para hacer frente a estos problemas con una colaboración activa.

Jugadores como Paul Pogba (FRA), Nadia Nadim (DIN), Megan Rapinoe (USA), Moise Kean (ITA), Dejan Lovren (CRO), Olivier Giroud (FRA), Shanice van de Sanden (NER), Tyrone Mings (ING), Juan Mata (ESP), Guram Kashia (GEO) y Kalidou Koulibaly (SEN) comparten en el mismo sus historias sobre exclusión y discriminación en el fútbol y opinan sobre la mejor forma de ayudar a erradicar estos problemas del deporte.

A ellos se suman a danesa Pernille Harder, la inglesa Lucy Bronze, reciente ganadora del premio "The Best" 2020 de la FIFA, la estadunidense Megan Rapinoe, campeona del mundo, y la árbitra francesa Stéphanie Frappart, la primera que ha dirigido en la Liga de Campeones masculina, quienes explican cómo han luchado y aún lo hacen contra el sexismo y la discriminación para llegar a la cima del fútbol femenino.

Las opiniones del entrenador portugués José Mourinho y el exjugador neerlandés Ruud Gullit se escuchan también en una película que explora las complejidades de la discriminación, tanto por motivos étnicos, como de género, religión, orientación sexual o antecedentes de refugiado en un viaje a través de Europa y Norteamérica.

Durante el documental, el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, consideró "muy importante que los y las jugadoras hablen claro", porque "ellos son los que sufren la discriminación".

"Tenemos que hablar con los que están en el campo y la sienten de primera mano. El fútbol es algo que siguen miles de millones de personas en todo el mundo; tenemos que demostrar que la discriminación está mal. Tenemos que ser el modelo a seguir. Si hay alguna industria en el mundo que puede hacer eso, es el fútbol", apuntó el dirigente esloveno.

A sus palabras se suman las de Ruud Gullit, para quien se trata de "un cáncer social que todos tenemos que tratar de curar", y las de José Mourinho, que entiende que no se pude "ocultar la discriminación que aún existe" y hay que "luchar por un mundo mejor".

"Creo que mi actuación en el campo y el hecho de que la gente me vea en los partidos masculinos cambiará las cosas. Me he dicho a mí misma que estoy donde estoy hoy porque pertenezco a esto", manifestó la árbitra francesa Stéphanie Frappart, mientras la estadounidense Rapinoe habló de la "oportunidad única en el fútbol, diferente a cualquier otro deporte, de usar este hermoso juego para cambiar el mundo para mejor".

El trabajo de la UEFA muestra la opinión del inglés Tyrone Mings, para quien aquel que no hace nada al respecto es "parte del problema" y la dura confesión del internacional alemán Thomas Hitzlsperger, el único jugador de elite que, tras su retirada, declaró abiertamente su homosexualidad. "Quería decirlo mientras seguía jugando porque sabía que tendría un gran impacto, pero mis amigos más cercanos pensaron que era una mala idea, así que me llevó demasiado tiempo ser lo suficientemente valiente".

(c) Agencia EFE