Osuna, con el corazón entre Tokio y la Gran Carpa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, julio 1 (EL UNIVERSAL).- Con dos ofertas de organizaciones de Grandes Ligas, el regreso del lanzador mexicano Roberto Osuna a la Gran Carpa luce inminente. Sin embargo, el cerrador estelar de los Diablos Rojos, quien este martes ganó su primer juego y suma seis rescates en la Liga Mexicana de Beisbol, tiene dos razones para pensar bien antes de tomar una decisión.

"Sí tengo un par de ofertas por ahí, que todavía estoy analizando, para ver cuál es la mejor", aceptó Osuna, a quien ir a Tokio 2020 con la franela de México también le atrae. "Es algo que motiva e ilusiona, quiero estar presente, pero pueden pasar muchas cosas de aquí a eso. No he asegurado mi participación en los Juegos Olímpicos; si se da la oportunidad, qué bueno, y si no, ojalá que más adelante".

Con poco más de un mes de competencia por disputar en la Liga Mexicana, tampoco descarta alargar su estancia en diamantes nacionales. "Estar saludable es lo primordial para mí, porque sé lo que puedo hacer cuando estoy bien. He disfrutado todos los días estar en los Diablos Rojos, ha sido una experiencia increíble y mi objetivo es ayudar lo más que pueda y me pone contento que pueda ser parte del objetivo de la copa número 17 y quedar en la historia también".

Osuna valora todo lo que ha vivido en la pelota profesional, así que no minimiza la posibilidad de ganar un título en México. "Es algo muy importante. En los años que he estado en Grandes Ligas, he vivido de todo: una Serie Mundial, Juego de Estrellas, he conseguido muchas cosas buenas, y con la misma emoción que vivía eso, estoy viviendo esto. Estoy tomando este compromiso con la seriedad que se merece y grandes cosas van a suceder, me siento contento de poder aportar a esta organización", dice.

Y, para lograrlo, no se ha guardado nada en el brazo cada vez que sube a la lomita: "Me he sentido muy bien, saludable; he tirado hasta 97 millas. Yo lanzo para ayudar al equipo a ganar. En estadios donde vuela menos la pelota, utilizo mi recta, pero todo se debe a las circunstancias del juego y, si tengo que tirar 11 sliders seguidos, lo voy a hacer, con tal de sacar la victoria".

Diablos Rojos se mantiene en la cima de la Zona Sur, y actualmente enfrenta a los Toros de Tijuana en el estadio Alfredo Harp Helú, novena con la que se medirá este jueves.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.