Osasuna volvió a ganar al Athletic en El Sadar 3.149 días después

Agencia EFE
·2  min de lectura

Pamplona, 26 oct (EFE).- Osasuna venció al Athletic de Bilbao el sábado 24 de octubre por 1-0 en El Sadar el día de su centenario, algo que no lograba desde el 11 de marzo de 2012, es decir, 3.149 días antes.

El gol de Rubén García de penalti en el minuto 81 de partido sirvió para poner fin a un período de 8 años, 7 meses y 13 días desde la última vez que los navarros lograron ganar a los ‘leones’ en su campo.

Los goles de Iturraspe en propia puerta y Raúl García significaron la victoria de Osasuna sobre el equipo entonces entrenado por Bielsa.

Por aquel entonces Roberto Torres ya había debutado con el primer equipo en diciembre de 2011 (Málaga), pero ante los bilbaínos no tuvo minutos al igual que el primer capitán rojillo, Oier. El de Estella-Lizarra ya había jugador su primer partido con Osasuna en el 2007 (Mallorca, Copa del Rey), pero en la campaña 2011-2012, salió cedido al Celta, algo que le impidió estar en la última vitoria rojilla ante el Athletic.

Hace dos días, el de Arre salía de lesión, fue convocado y, finalmente, disfrutó de unos pocos minutos como recompensa a su trabajo en una fecha tan especial. Por su parte, el número seis rojillo disputó los 90 minutos.

La victoria del sábado tiene más mérito todavía viendo las bajas con las que llegaban los locales para este encuentro. A las pérdidas de larga duración de Chimy Ávila, Darko y Brandon, se les unieron la de Budimir por la covid-19, Moncayola (expulsado frente al Eibar) y las de Torró y Calleri también por lesión.

Jagoba Arrasate supo armar un once competitivo con un doble lateral compuesto por Roncaglia y Nacho Vidal con Íñigo Pérez en el medio acompañando a Oier y en punta Enric Gallego y Rubén García.

Osasuna no pudo elegir mejor día para romper una racha negativa que no supuso una losa para que los pupilos de Arrasate aprovechasen el regalo de Ander Capa para poner el primer y único tanto en el electrónico.

A pesar de no ser un duelo vistoso que contase con multitud de ocasiones, los tres puntos sirvieron para que Osasuna olvidase la mala dinámica de resultados en casa ante los vascos poniendo así la guinda al centenario.

Luis Echenique

(c) Agencia EFE