Oribe, apesadumbrado

·1  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., abril 20 (EL UNIVERSAL).- El delantero de las Chivas Oribe Peralta reconoce que su paso por el equipo no ha sido lo que se esperaba, no ha cumplido sus expectativas individuales y tampoco ha estado a la altura de lo que el grupo necesita, por lo que está apenado por lo mostrado hasta ahora en el campo.

"Los temas individuales son irrelevantes cuando perteneces a un grupo. Tienes que buscar estar en el mejor nivel, aportar desde donde toque, porque me han inculcado desde mi casa hasta la escuela que siempre va el grupo por delante, el equipo, en lugar de sobresalir uno mismo", afirma. "Aún me siento en deuda, no he tenido la participación que quería, ni he aportado lo suficiente dentro de la cancha".

Está claro en la responsabilidad que tiene, para lo que fue contratado y —lejos de que aporte algo al grupo en lo interno— la meta era que hiciera goles, que se notara su presencia en el campo.

"Me trajeron para rendir deportivamente. Está muy claro que no he tenido la participación que quisiera, pero sí hay que dejar en claro que siempre he dado lo mejor de mí, buscando los objetivos que se plantean como grupo, porque eso es lo que más importa", insiste.

Sobre su futuro, señaló que la dirigencia rojiblanca le ha ofrecido participar en algunos departamentos del club, pero todavía no lo tiene claro, ya que su contrato deportivo está vigente y lo cumplirá.

"Me siento bien para jugar, para competir; después de eso, tendré que analizar", finaliza.

* SUSTO

El atacante Uriel Antuna sufrió un golpe en la práctica, pero no es grave.