El Oporto vence el "clásico" (3-2) y mantiene vivo el pulso con el Benfica

Agencia EFE
EFE

Lisboa, 8 feb (EFE).- Con goles de Sérgio Oliveira, Alex Telles (de penalti) y Rúben Dias (en propia), el Oporto se llevó hoy el "clásico" en casa ante el Benfica (3-2) y se colocó a cuatro puntos, con lo que mantiene vivo el pulso por la Liga portuguesa.

En la vigésimo jornada del campeonato, los "dragones" suman 50 puntos, frente a los 54 del Benfica, que perdió la oportunidad de dar un golpe sobre la mesa para ser cada vez más campeón.

El resultado en Do Dragão supuso un soplo de aire fresco para el Oporto, que no termina de encontrar la regularidad esta temporada, y puso fin a la racha de 16 victorias ligueras consecutivas que encadenaban las "águilas".

La primera parte estuvo cargada de goles y los locales no tardaron en abrir el marcador, a los 10 minutos, gracias a una diana del luso Sérgio Oliveira.

Otávio dribló al español Alex Grimaldo en la derecha y puso un centro al área, donde Díaz intentó hacer una bicicleta sin éxito, pero Oliveira apareció junto a él para rematar a las redes.

Pero el Benfica no dejó que los "dragones" fuesen en ventaja mucho tiempo y en el minuto 18, Carlos Vinicius puso el empate al enganchar el rechace del guardameta Marchesín a un cabezazo de Chiquinho.

El brasileño Alex Telles volvió a adelantar a los blanquiazules en el 38 de penalti tras una falta de Francisco Ferro y, en el 44, un gol en propia puerta de Rúben Dias al intentar cortar un centro de Marega supuso el tercero del Oporto.

Las "águilas" recortaron ventaja al inicio del segundo tiempo nuevamente gracias a Vinicius, con un disparo con el pie izquierdo dentro del área, aunque no sirvió para evitar la derrota.

Con sus dos goles de hoy, el brasileño suma 14 tantos en Liga y se coloca como pichichi en solitario del campeonato, seguido de su compañero Pizzi, con 12.

El partido supuso además la vuelta de Pepe, que no jugaba desde el otro "clásico" con el Sporting, el 5 de enero, debido a una lesión, y esta noche fue titular.

También se vivió el debut del último fichaje benfiquista, el delantero luso-brasileño internacional con Portugal Dyego Sousa, contratado tras la marcha de Raúl de Tomás al Espanyol y que salió en el 85.

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación