Operación exitosa: Gallardo metió mano a tiempo y River sigue firme en lo más alto

Goal.com Latam

No la había pasado bien en la semana Marcelo Gallardo. Tal vez por eso el Muñeco advirtió a tiempo que algo no andaba bien para River en Santa Fe. Y así como el martes se había dado cuenta de que debía abandonar el entrenamiento para hacerse ver por los dolores en la espalda, que resultaron deberse a un cuadro de cálculos renales, en el 15 de Abril el DT advirtió que tenía que hacer un cambio antes de la media hora de juego para que la visita del Millonario a Unión no se convirtiera en un problema sin solución.

La línea de tres defensores que tanto resultado le había dado al conjunto de Núñez en sus primeros tres partidos del año se volvieron un problema contra el Tatengue, que le copó la mitad de la cancha, le quitó la pelota y lo hizo sentirse muy incómodo. Por eso, a los 28 minutos de iniciado el partido, Gallardo decidió sacar a Lucas Martínez Quarta, mandó a la cancha a Juan Fernando Quintero, rearmó el fondo con cuatro nombres y sumó manejo en la zona de gestación. Y el mapa del partido se modificó por completo.

Por eso, a pesar de que el local se puso en ventaja apenas iniciado el complemento con un cabezazo de Walter Bou, River no cambió sus planes y siguió con su misma línea. Y así, en 20 minutos logró revertir el resultado gracias a los tantos de Nacho Fernández y de Robert Rojas, un nombre que se ganó la confianza del entrenador y es cada vez más importante para el Millonario. 

Con la ventaja, el Millonario tuvo sus chances como para liquidar la historia y no pasó mayores sobresaltos contra un Unión que nunca dejó de buscarlo y redondeó una buena actuación. En definitiva, para el equipo del Muñeco fue una operación exitosa, que le permite seguir tres puntos arriba de Boca cuando apenas quedan cuatro fechas para el final del campeonato. 

Qué leer a continuación