Open de Argentina: el golf no es ajeno a la convulsionada realidad latinoamericana

Alejo Miranda
lanacion.com

Enclavado en el corazón de San Isidro, a 20 minutos del centro de la capital, el Jockey Club es como una isla en medio de la jungla de cemento. Una cancha antigua que conserva su encanto y se defiende ante los largos pegadores de la actualidad con sus greens firmes y rápidos. El golf, sin embargo, no es ajeno a la situación que lo rodea. Y el PGA Tour Latinoamérica, como su nombre lo indica, sufre a su manera las convulsiones que aquejan al subcontinente.

En el 114° Visa Open de Argentina que comenzó este jueves, el certamen más importante del calendario y el más tradicional al sur del Río Grande, hay cuatro jugadores de Chile, dos de Venezuela y uno de Bolivia, tres países que atraviesan momentos de agitación.

"Estoy triste, sorprendido y asustado", así comienza el chileno Horacio León a describir la situación de su país. "Hay una incertidumbre muy grande. No se puede salir a la calle a la tarde. Yo vuelvo a Santiago el domingo a la noche y no sé con qué me voy a encontrar cuando llegue, si el aeropuerto va a estar cerrado, si las carreteras van a estar cortadas. Te pueden matar en la calle sólo por tener un auto más o menos bueno. La semana pasada fui de Santiago a Neuquén para el Argentina Classic y si salía una hora más tarde me agarraba una protesta y no podía ir. Hay una gran incertidumbre. Es muy triste lo que está pasando."

León, que terminó la primera vuelta con 74 (+4), tiene una posición clara respecto a lo que pasa. "Ya no son protestas. Están rompiendo nomás. Salen a matar a los carabineros. No creo que la violencia sea la solución, pero tienen que dejar que los carabineros hagan su trabajo. Tienen que dejar que los militares defiendan a los nueve millones que viven en Santiago del millón de delincuentes. El país está muy bien económicamente. Son fracciones pidiendo cosas que se pueden solucionar, pero llevan la violencia a nivel extremo."

Su compatriota Mito Pereira es el mejor chileno en la Orden de Mérito (empezó la semana 8°) y aspira a terminar entre los cinco mejores para clasificarse al Korn Ferry Tour. Con 72, todavía está en carrera. Su visión coincide con la de León: "Es algo que afecta a todos. Las próximas dos semanas se jugaban los dos torneos más importantes de Chile y se tuvieron que cancelar. Las manifestaciones pacíficas son aceptables y hay que cambiar algunas cosas, pero no era necesario llegar a esta situación de delincuencia y violencia."

"No podés meter 300 personas en un club porque está el riesgo de que aparezca gente con ganas de romper todo", agregó León. "El golf en Chile no puede crecer en esta situación. La gente está menos dispuesta a poner dinero en los torneos. Va a afectar", afirmó Cristóbal del Solar (73), campeón del Abierto del Centro 2018 y también prendido en la carrera por Los Cinco (13°).

José Luis Montaño es una de las mayores promesas del golf boliviano. Una dolencia le impidió rendir a la altura (firmó 80). Egresado de la Universidad de North Carolina, participó varias veces en el Latin America Amateur Championship y está haciendo sus primeros pasos como profesional. Su posición también es clara: "Es un tema bien delicado. Estuve en Bolivia hace tres semanas cuando fueron las elecciones. Yo estoy a favor de lo que se ha hecho. Ahora afortunadamente parece que hay un norte, parece que las cosas van a mejorar. No me afectó en mi juego pero sí a mi familia. Está involucrada en el área del transporte y al haberse parado tres semanas se vio afectada. Fue un shock que afectó a todo Bolivia y va a perjudicar a todos. A partir de ahora la situación sólo puede mejorar."

Venezuela es uno de los países que más ha crecido en la región en materia de golf en los últimos años, con Jhonattan Vegas, tres veces campeón en el PGA Tour, a la cabeza. En la opinión de Alfredo Adrián Ploch, la crisis en su país está afectando este fenómeno. "Los campos de golf están muy deteriorados por la situación económica. Los clubes de Caracas son manejados por gente con mucho dinero, pero por falta de insumos cuesta mantener los campos. En Venezuela hay muchísimos jugadores, pero al no practicar en buenas canchas se les está haciendo difícil dar el salto."

Ayer, Adrían Ploch terminó con 72 (+2). "No me afecta en mi juego, ya que vivo en Miami hace 10 años, pero aquí en la Argentina viví un par de situaciones muy tristes. Por ejemplo, ayer tomé un Uber y el chofer era un venezolano, un señor mayor que había tenido que venirse a la Argentina hace tres años obligado por la situación del país para poder comer. Tiene una hija que estudia Arquitectura acá. Lo que está pasando en Venezuela es muy triste, es 10 veces peor a lo que se ve en la televisión. Mis padres están en Venezuela, son mayores. No están mal pero, por ejemplo, tienen dificultades para conseguir medicamentos y se los tengo que llevar yo de Estados Unidos."

La región está convulsionada. En el Jockey, chilenos, venezolanos y bolivianos encuentran un momento de paz. Pero el golf no es ajeno a la convulsionada realidad latinoamericana.

Un sudafricano de avanzada

El trío de avanzada en el 114º VISA Open es extranjero. El sudafricano Victor Lange marcha puntero con 63 golpes (-7), mientras que son escoltas a dos golpes los norteamericanos Jonathan Garrick y Jared Wolfe. Y en forma sorprendente, el aficionado de 25 de Mayo Abel Gallegos quedó como el mejor argentino de la primera vuelta del Abierto, en el 4º puesto y con 66 (-4).

El jugador formado en Las Mulitas Golf Club obtuvo en septiembre pasado el torneo final del ranking 2019 de menores de 18 años, en Termas de Río de Hondo. Sin nada que perder, jugó suelto y puso la bandera albiceleste en un lugar privilegiado del leaderboard. A no confundirse con Andrés Gallegos, el lobense que puede convertirse en una carta fuerte y que comenzó con 69 (-1).

En cuanto a Lange, el puntero tuvo un arranque encendido con cuatro birdies y cerró el trayecto de ida con un nuevo acierto. En su recorrido de vuelta llegó hasta ese siete bajo el par que lo coloca en la soledad de la punta. El oriundo de Johannesburgo supo dominar a la Cancha Colorada del Jockey Club, pero parece que las canchas argentinas parecen sentarle bien, porque viene de salir cuarto en Neuquén y había conseguido un quinto lugar en el Molinos Cañuelas Championship. Con 26 años y profesional desde 2016, figura 66º en la Orden de Mérito y aspira, como primera medida, a clasificarse entre los mejores 60 que en diciembre disputarán en Florida los lugares para el Korn Ferry. El tucumano Augusto Núñez se encaramaba para entreverarse arriba, pero lo frenó un doble bogey en el par 3 del 17 y quedó con 69 (-1).

En tanto, los dos argentinos de más recorrido en el PGA Tour que participan en el Abierto tuvieron un primer día deslucido: Andrés Romero (72, +2) y Julián Etulain (74 +4), nunca pudieron despegar.

Qué leer a continuación