Novak Djokovic superstar: brindó con un ball boy bajo la lluvia, en Roland Garros

·1  min de lectura
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros
El serbio aprovechó una detención por lluvia y armó un show de los suyos en Roland Garros

Si a esta altura alguien duda de que Novak Djokovic tiene clarísimo cómo pasarla bien en el duro mundo del tenis, lo que sucedió esta tarde en Roland Garros lo deja claro una vez más.

En una interrupción que sufrió el partido que el serbio le ganó al portugués Joao Sousa por 6-1, 6-2 y 6-4, el serbio no dudó en invitar a su silla de descanso a un alcanzapelotas, quien debajo de un paraguas se dio el lujo de brindar con el número dos del mundo, en una acción que en estos momentos da la vuelta al mundo.

Ganador de seis torneos del Grand Slam, Djokovic dio el primer paso para conquistar Roland Garros, el único grande que le falta, en un partido que dominó con autoridad.

En la segunda rueda, el serbio se enfrentará con el francés Jeremy Chardy.