Novak Djokovic quiso imitar a Ronaldinho y se estrelló contra la red: el blooper del serbio y las cargadas de sus amigos

LA NACION
·3  min de lectura

Novak Djokovic, el número 1 del mundo del tenis, tiene un gran amor por todos los deportes. El fútbol, en particular, es una de sus grandes pasiones. Cada vez que el tiempo y el calendario se lo permite, el serbio se mezcla entre sus amigos para divertirse adentro de una cancha. Y esta vez, instalado en Australia en los preparativos del primer Grand Slam del año, "Nole" jugó al futvoley, aunque tuvo que apelar a su habitual sentido del humor para explicar lo exhibido sobre la arena: en uno de sus acercamientos a la red no midió bien los tiempos y terminó chocando de lleno contra ella, desatando las risas de sus compañeros.

La risa de Dkokovic se extendió cuando decidió subir el video a sus redes sociales. Allí explicó que estaba intentando imitar a Ronaldinho y a Natalia Guitler. El primero, se sabe, un acróbata con la pelota en sus pies. Siempre que puede, el ex futbolista no deja pasar la oportunidad de visitar alguna playa para mostrar su magia. En el caso de Natalia Guitler, también brasileña, Djokovic citó a una jugadora profesional de futvoley, una de las mejores del mundo.

"Apuesto que en un mes te convertirás en profesional", le respondió Guitler a Djokovic en Instagram. Las bromas, en las redes sociales, se sucedieron: "¡Juega al tenis que es mejor!", escribió el italiano Fabio Fognini. "¡Vamos, amigo! La próxima juego contigo", aseguró el defensor Thiago Silva. Otro brasileño ligado al mundo del fútbol, Kaká, le dijo: "No renuncies, amigo. Tienes el talento...".

El Abierto de Australia, con público

El primer Grand Slam del año, programado entre el 8 y 21 de febrero, se jugará con hasta 30.000 espectadores por día en el estadio, anticipó el ministro de Deportes del estado de Victoria, Martín Pakula, en una decisión que fue posible debido a los rígidos protocolos sanitarios que lleva adelante el país oceánico para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

"Será el evento internacional con público más importante que se haya visto en muchos meses. En la cancha principal Rod Laver Arena, a medida que nos acerquemos al final del torneo, tendremos una atmósfera increíble, no tan diferente a la que hemos visto en los últimos años", explicó Pakula en una entrevista con la televisión australiana.

Con esto, el número representa unos 390.000 espectadores en dos semanas, es decir la mitad del público acogido el año pasado. Unas 30.000 personas podrán ver los partidos de tenis de los ocho primeros días y el límite bajará a 25.000 a partir de los cuartos de final.

El estado de Victoria no registró nuevos casos locales de Covid-19 desde hace 24 días y todos los jugadores que llegaron a Australia para participar en el torneo pasaron por una cuarentena obligatoria de 14 días.

Se detectaron ocho casos positivos de entre más de 1.000 personas (jugadores, entrenadores o directivos) que llegaron a bordo de 17 vuelos para participar en el Abierto.

El Abierto australiano tendrá como gran atracción a Djokovic, número uno del mundo y actual campeón, al español Rafael Nadal, ganador de 20 títulos de Grand Slam, al austríaco Dominic Thiem, finalista en 2020, y la delegación argentina estará encabezada por Diego Schwartzman entre los hombres y Nadia Podoroska, única representante en el cuadro femenino.