Novak Djokovic, la máquina de los récords: se aseguró terminar el año como N° 1 e igualará la impactante marca de Pete Sampras

Sebastián Torok
·5  min de lectura

Novak Djokovic está decidido a ir por todo. El serbio, de 33 años, es uno de los jugadores más impactantes y efectivos de la historia del tenis siendo contemporáneo de Roger Federer, Rafael Nadal y Andy Murray, lo que le añade aún más brillo a sus logros. El mes pasado, Nole alcanzó las 287 semanas en la cima de las posiciones, superando a Pete Sampras (286). Pero no se detiene: con la victoria de este miércoles frente al croata Borna Coric por 7-6 (13-11) y 6-3, en los octavos de final del ATP 500 de Viena, el balcánico se aseguró terminar la temporada como número 1 del ranking por sexta vez en su carrera, récord que únicamente ostentaba Pistol Pete, la leyenda estadounidense que se retiró en 2002. Lo único que podría impedir que haya cambios es que Nadal, actual número 2, juegue el torneo de Sofía (8 a 14 de noviembre) y se produzcan resultados negativos para el balcánico, pero ello es imposible ya que el mallorquín anunció que no recibirá ninguna invitación para el ATP búlgaro.

El mail de Guillermo Vilas: Diego Veronelli reveló la silenciosa ayuda que recibió de Willy para crecer en el ATP Tour

Djokovic ascendió por primera vez al número 1 del ranking ATP a los 24 años, el 4 de julio de 2011, y estuvo allí por un total de 53 semanas hasta el 8 de julio de 2012. El serbio regresó al primer puesto en varias ocasiones más, claro: entre el 5 de noviembre de 2012 y el 6 de octubre de 2013, y entre el 7 de julio de 2014 al 6 de noviembre de 2016. El 5 de noviembre de 2018, el ganador de 17 trofeos de Grand Slam volvió a lo más alto de las posiciones y allí permaneció hasta el 3 de noviembre de 2019, cuando Nadal asumió la posta y terminó el año arriba de todos. Pero el 3 de febrero pasado, Nole recuperó el liderazgo y ya nunca lo perdió (suma 292 semanas en total en ese lugar de privilegio y, de seguir así, alcanzará la marca de Federer, con 310 semanas, el 8 de marzo próximo).

Sampras, como Djokovic, marcó una época. El 19 de noviembre de 2000 fue el último día del nacido en Washington como número 1 de la ATP, cerrando un brillante ciclo de 286 semanas al frente de la clasificación, que en ese momento suponía el período más largo en la cima mundial. Tuvo que pasar más de una década para que Federer lo superara (en julio de 2012). Sampras, uno de los mejores tenistas de todos los tiempos, ganador de 14 títulos de Grand Slam, terminó como N° 1 desde 1993 a 1998, en tiempos en los que también debió competir ante cracks como Andre Agassi, Boris Becker, Patrick Rafter, Jim Courier, Goran Ivanisevic, Michael Chang y Carlos Moya, entre otros.

Djokovic nunca ocultó su admiración por Sampras, al contrario. Se cruzaron en un puñado de oportunidades, como en Indian Wells 2019. El ex jugador estadounidense, de 49 años, no suele mostrarse en el circuito de tenis, sin embargo, el año pasado se acercó a observar el destacado Masters 1000 que se juega en el Valle de Coachella, en el sur de California, y durante una de las primeras noches de acción se sentó en uno de los palcos del court central para ver el triunfo de Nole ante el local Bjorn Fratangelo (luego, el balcánico se despediría en la tercera ronda, ante el alemán Philipp Kohlschreiber). "Estaba un poco nervioso al verlo en la tribuna. No le solemos ver muy a menudo por aquí, así que me sentí orgulloso de tenerlo viendo mi partido. Es extraño ver ahí a alguien a quien has visto tantas veces de pequeño. Ha sido increíble, luego fui a saludarlo y a darle las gracias por venir", contó Djokovic aquella noche. Allí también jugaron un dobles de exhibición juntos, ante John McEnroe y Tommy Haas.

Desde el inicio del ranking de la ATP en 1973, sólo 17 jugadores pueden presumir de haber finalizado la temporada en lo más alto: Ilie Nastase (Rumania), en 1973; Jimmy Connors (EE.UU.), en 1974, 1975, 1976, 1977 y 1978; Bjorn Borg (Suecia), en 1979 y 1980; John McEnroe (EE.UU.), en 1981, 1982, 1983 y 1984; Ivan Lendl (República Checa), en 1985, 1986, 1987 y 1989; Mats Wilander (Suecia), en 1988; Stefan Edberg (Suecia), en 1990 y 1991; Courier (EE.UU.), en 1992; Sampras, de 1993 a 1998; Agassi (EE.UU.), en 1999; Guga Kuerten (Brasil), en 2000; Lleyton Hewitt (Australia), en 2001 y 2002; Andy Roddick (EE.UU.), en 2003; Federer, en 2004, 2005, 2006, 2007 y 2009; Nadal, en 2008, 2010, 2013, 2017 y 2019; Djokovic, en 2011, 2012, 2014, 2015, 2018 y 2020; y Murray, en 2016.

Djokovic, que se convirtió en el primer jugador en ganar los nueve torneos de Masters 1000 desde el inicio de la serie de esa categoría en 1990, ya logró el objetivo que se propuso al jugar esta semana en Viena. No competirá, desde el lunes próximo, en París-Bercy, pero cerrará el año compitiendo en Londres, en la Copa de Maestros, certamen que ya obtuvo cinco veces. Federer, con seis trofeos en el ATP Finals, es el máximo ganador. Pero ese es, naturalmente, otro récord que tambalea ante una máquina de ganar como Djokovic.