Novak Djokovic se cree el mejor de la historia y la realidad no le contradice

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·6  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Abriéndose paso en la historia: Novak Djokovic, que el domingo llegó a los 20 trofeos de Grand Slam al ganar Wimbledon, va por todo.
Abriéndose paso en la historia: Novak Djokovic, que el domingo llegó a los 20 trofeos de Grand Slam al ganar Wimbledon, va por todo.

“Me considero que yo soy el mejor y creo que soy el mejor, de lo contrario no hubiera llegado hasta aquí ni estaría hablando de hacer historia ni de ganar más Grand Slam”.

Puede sonar arrogante, Novak Djokovic. Pero no está lejos de la realidad. Su relato, por momentos pedante, por momentos conciliador, no pasa inadvertido en un circuito que se acostumbró a tener dos máximos referentes que esquivan los conflictos desde el discurso y las formas. En la última década, con Roger Federer y Rafael Nadal en niveles que parecían inalcanzables, el serbio -valiente, granítico y voraz- se preocupó por perfeccionarse, por hacer correcciones en su maquinaria, por optimizar sus virtudes naturales. No sólo lo logró, sino que fue muchísimo más allá, alcanzando un universo que se mostraba imposible. Con la última conquista en Wimbledon, Nole llegó a los 20 trofeos de Grand Slam, la misma cifra que ostentan el suizo y el español. Con los Juegos Olímpicos de Tokio y el US Open a la vista, lejos está de conformarse.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando Pete Sampras, uno de los tenistas más impactantes de la historia, se retiró en 2002 ganando el US Open, el estadounidense lo hizo con 14 trofeos grandes, una cifra que parecía inabordable. Pero llegó el cambio de guardia en 2003 y Federer igualó a Pistol Pete ganando Roland Garros 2009. Claro que la paridad apenas duró 28 días, porque Roger logró Wimbledon, sumando su 15° major. Después del helvético llegó Nadal y se transformó en la kryptonita de Roger. Tras una persecución que, también en un momento, parecía una ilusión, el mallorquín llegó a la línea de Federer en el Abierto de Francia 2020.

En el caso de Djokovic, hay que remontarse al inicio de 2011 para empezar a notar el crecimiento explosivo. Antes del Abierto de Australia de ese año, el balcánico sólo tenía un trofeo grande (en 2008, en Melbourne), contra los 16 de Federer y los nueve de Nadal. Pero en aquella temporada Novak ganó tres de los cuatro Grand Slam (en París perdió en las semifinales contra Federer). Desde 2012, con 38 Grand Slam disputados hasta hoy, Nole ganó 16, contra diez de Nadal, cuatro de Federer, tres de Andy Murray y Stan Wawrinka, y uno de Marin Cilic y Dominic Thiem. El dominio del actual número 1 del mundo, de 34 años, es abrumador.

La infografía de la BBC que muestra cómo fue la evolución de los títulos individuales de Grand Slam ganados por Federer, Nadal y Djokovic.
La infografía de la BBC que muestra cómo fue la evolución de los títulos individuales de Grand Slam ganados por Federer, Nadal y Djokovic. (AELTC/Bob Martin/)

No sólo posee el récord de mayor cantidad de semanas en la cima (329), sino que es el único en ganar los nueve trofeos de Masters 1000 y tiene historial a favor ante Federer (27-23) y Nadal (30-28). Además, Nole es el único en vencer tres veces a Roger en el césped de Wimbledon y el único en derrotar en dos oportunidades a Rafa en el polvo de ladrillo del Abierto de Francia.

 “Si alguien me hubiera dicho al final de mi carrera que tres tipos me iban a superar en los próximos 15 o 19 años, habría dicho que de ninguna manera. Estoy asombrado con esta generación”, expresó Sampras, en estas horas, en The New York Times. La admiración del nacido en Washington y líder del ranking durante 286 semanas hacia el Big 3 es la misma de todos.

El serbio Novak Djokovic se derrumba mientras celebra después de derrotar al italiano Matteo Berrettini en la final masculina individual el día trece del Campeonato de Tenis de Wimbledon en Londres, el domingo 11 de julio de 2021
El serbio Novak Djokovic derrumbado tras vencer al italiano Matteo Berrettini en la final de Wimbledon, el domingo pasado. (Pete Nichols/)

Solo Margaret Court (24), Serena Williams (23) y Steffi Graf (22) ostentan más trofeos de singles en Grand Slam que Djokovic. “Sería una gran sorpresa si Nole no llega a 25. Es probable que gane, al menos, cuatro o cinco más, obviamente dependiendo de mantenerse saludable. Está jugando mejor que nuca”, apuntó John McEnroe en BBC Sport. Y añadió: “Djokovic se ha puesto muy por delante de todos en términos de su capacidad para aceptar lo que está haciendo y es capaz de ejecutar bajo estrés (…) Está tratando de romper los récords de todos los tiempos, hay presión. Pero es capaz de jugar su mejor tenis en este momento”. Otro ex N° 1 como el alemán Boris Becker, coach de Djokovic entre 2013 y 2016, agregó: “Novak es un gran estudioso de la historia del tenis. Sabe mucho sobre Rod Laver, Bjorn Borg y McEnroe, y un poco sobre mi historia, por supuesto. Él es consciente de quién ha hecho que cosa. Eso es importante para él. ¿De dónde saca la motivación? Es sólo de competir contra la historia de los libros de récords”.

Al consagrarse en el All England -por sexta vez-, Djokovic se convirtió en el primer tenista en clasificarse para el ATP Finals (la Copa de Maestros) de este año, que se jugará en nueva sede: en Turín, del 14 al 21 de noviembre. Será la 14ª participación de Nole en el torneo de maestros, que ya ganó cinco veces.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

¿Cuál es su límite? ¿Hasta dónde puede llegar? ¿Podrá ganar los cuatro grandes en un año por primera vez desde Laver en 1969? Con Federer cumpliendo 40 años en menos de un mes y con un nivel alejado de sus tiempos de brillantez; con Nadal (35) protegiendo su cuerpo castigado y seleccionando en qué torneos participar; con Thiem (el último no “Big 3” ganador de un grande padeciendo obstáculos físicos y anímicos); con Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas y Alexander Zverev amenazando pero sin fuego hasta el final; con Denis Shapovalov, Matteo Berrettini y Andrey Rublev con pólvora pero sin la madurez ni la claridad necesarias para los momentos en los que el brazo pesa…, Djokovic está ante un escenario sumamente alentador, en el que puede seguir haciendo ruido. Si economiza su energía y se mantiene sano…, no tiene límites.

 “El rival número 1 que puede frenar a Djokovic es él mismo. Es el indiscutible favorito para ganar todo, tendrá presión sobre sus hombros y eso puede originar que piense demasiado. Juega para hacer historia y la presión que tendrá que soportar llegará a su punto más alto”, aventuró el francés Patrick Mouratoglou, coach de Serena Williams.

Por ahora, todo ello, parece no afectarlo a Djokovic. Al contrario: se potencia. Se considera el mejor, quiere más y asume el desafío.

Vídeo | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.