Novak Djokovic y la entrevista más tierna con un niño serbio en Australia luego de ganar su 18° título de Grand Slam

LA NACION
·2  min de lectura

Horas después de ganar en Australia el título de Grand Slam número 18 de su formidable carrera, el mejor tenista del mundo, Novak Djokovic, fue entrevistado para la web oficial del Abierto de Australia por un niño serbio de diez años. La frescura de ambos hizo que el momento fuera inolvidable. El encuentro entre ambos se produjo luego de una sesión de fotografías que el número uno del mundo hizo en la pintoresca playa de Brighton, en Melbourne, conocida por el colorido de sus casillas de madera.

Novak Djokovic lo admitió: quiere alcanzar a Roger Federer y Rafael Nadal en la tabla de los Grand Slams

La desenvoltura que exhibió el chico Andrija Mihajlovic, al que no lo inmutó tener a su lado al mejor tenista del mundo y a la Copa de campeón de Australia, permitió que Nole se soltara y cuente aspectos de su vida privada que pocas veces expone. Entre otras cosas, compartió uno de sus secretos para concentrarse durante un partido: "Me concentro en respirar. Respiramos todo el tiempo, pero nunca pensamos en eso. Cuando empiezas a pensar en eso y a concentrarte, puedes mejorar tu funcionamiento y ese es uno de los trucos más fáciles a la hora de enfocarse".

Novak también habló sobre su familia. "Tengo dos hijos maravillosos, Stefan, que tiene seis años, Tara, tres. Paso la mayor parte de mi tiempo con ellos".

Question time with Novak Djokovic - Fuente: InstagramNole y Andrija, en plena entrevista

Acerca de de los otros deportes que ama, además del tenis, el serbio contó: "Me encantan otros deportes, de niño pasé mucho tiempo en la montaña, esquiaba mucho. Es un deporte maravilloso, es una sensación agradable bajar de la montaña, es quizás un deporte favorito después del tenis. Luego siguen todos los deportes con pelota, fútbol, básquetbol, handball... También me encanta el golf". La charla dio para que el propio Nole le preguntara a Andrija sobre sus gustos personales y el niño no dudó: eligió deportes de nieve como el esquí y el snowboard. Más extensa fue la interacción al hablar de comida. Djokovic eligió la fruta como su principal debilidad, con mango en primer lugar.

Luego de destacar que Mickey y Minnie son sus personajes favoritos de Disney, no dudó en indicar con quien le gustaría compartir una cena de celebridades. "¡A Michael Jordan!", dijo de inmediato, demostrando su idolatría por el ex astro de la NBA y figura de los Chicago Bulls..

La charla duró algo más de cuatro minutos, y el número 1 del mundo sorprendió a Andrija cuando le preguntó en el final "con quién te gustaría a ti compartir una cena, con qué celebridad. El niño no se definió y el N° 1 le hizo una propuesta irresistible: "Pues, qué te parece conmigo, el año próximo, aquí en Australia?". Y sellaron el acuerdo con un choque de puños, bien al estilo tiempos de pandemia.