La nueva normalidad: futbolistas sin descanso y muchos minutos en “zona crítica”

·3  min de lectura
Kylian Mbappe, delantero de Paris Saint-Germain, factor de estudio en función del desgaste que los jugadores pueden tener en épocas de Covid-19
AFP

“Para mi la sensación es que estoy en el partido número 60 de la temporada y no en el noveno. Vivimos una maratón de partidos. Generalmente cuando se llega a una final de Champions League tenés vacaciones, pero nosotros no tuvimos tiempo para descansar”. La frase es de Kylian Mbappé y es del 26 de octubre de 2020. Mbappé, estrella de PSG, es uno de los futbolistas que menos descanso tuvo entre las dos temporadas atravesadas por la pandemia: apenas 13 días. Es un ejemplo relevante sobre lo poco que se hablado acerca del descanso, el exceso de cargas y la poca recuperación que tuvieron los futbolistas desde que el Covid-19 se posó sobre nuestras vidas. Hablar de salud de los futbolistas, hoy, es sinónimo de contabilizar casos de contagios de coronavirus.

Un informe conjunto de FIFPro y KPMG revela que el 42 por ciento de los futbolistas estuvieron en promedio en una “zona crítica” durante los minutos que estuvieron en la cancha. Otros jugadores lo hicieron durante el 70 y 80 por ciento de los minutos que actuaron. La zona crítica se define como el estado en el que el jugador vuelve a “saltar” a la cancha sin el tiempo suficiente de recuperación y descanso entre los partidos. La nueva normalidad del fútbol indica que hay solo 4 días entre partidos y que el 75 por ciento de los futbolistas tuvo menos de 5 semanas de vacaciones entre una y otra temporada. El 23 por ciento tuvo apenas 2 semanas.

Sobrecarga: Kylian Mbappe podría llegar a Qatar 2022 con 164 partidos jugados en dos años

El reporte abarca el período que va del 1 de mayo de 2020 hasta el 31 de enero de 2021. A la emergencia global por la pandemia, que derivó en la cancelación de los espectáculos deportivos, le siguió un calendario de emergencia que debió satisfacer las urgencias de clubes sin ingresos y los compromisos comerciales que tiene el fútbol como deporte. Los futbolistas no volvieron de un simple receso sino que retornaron de una pandemia que los encontró entrenando vía Zoom y sin los cuidados habituales. Según el informe de FIFpro, el desempeño en zona críticas de rendimiento, subió un 10 por ciento con respecto al fútbol pre-covid.

River vs Palmeiras
River vs Palmeiras


Armani, otro de los jugadores con más minutos de juego luego de los casi 6 meses sin acción en el fútbol argentino

El estudio se hizo con datos de rendimiento cargados en una plataforma de análisis de 265 futbolistas, de seis continentes y 43 ligas domésticas. Un caso extremo lo representa Harry Maguire, defensor de Manchester United, que jugó 50 partidos entre mayo y enero (4.816 minutos, 96.3 minutos por partido) y con un descanso promedio de 4.5 días entre cada compromiso. Eso significa que el 73 por ciento de los minutos de competición fueron en la llamada zona crítica.

Francesco Acerbi, de Lazio, lo hizo durante el 80 por ciento de los minutos que estuvo en el campo de juego. Franco Armani, arquero de River, también aparece en este reporte como un caso de lo que significó estar casi 6 meses sin jugar por la cancelación que atravesó el fútbol argentino. La inactividad prolongada pone fuera de forma a los atletas profesionales. Tanto como jugar cada 3 días como sucede, por ejemplo, en el fútbol de Sudáfrica.

Luis Suárez marca el segundo tanto de Atlético de Madrid ante Alavés; una victoria en el último minuto mantiene a los colchoneros en el puesto más alto de la tabla
Luis Suárez marca el segundo tanto de Atlético de Madrid ante Alavés; una victoria en el último minuto mantiene a los colchoneros en el puesto más alto de la tabla


Luis Suárez marca el segundo tanto de Atlético de Madrid ante Alavés

La zona crítica en la que se desempeñan los jugadores en esta nueva normalidad implica fatiga, riesgo de lesiones y algo intangible que no captan los GPS: la falta de creatividad y frescura para la toma de decisiones. El calendario de emergencia del que habla FIFpro indica que entre 2020 y el Mundial de Qatar 2022, un futbolista como Luis Suárez podría jugar potencialmente 154 partidos entre campeonatos domésticos, copas de clubes y eliminatorias con su seleccionado. Mbappé podría acumular hasta 164.

Esto es lo que se esconde detrás de un partido cada cuatro días sobre calendarios que no parecen tener ni principio ni final.