La noche de Weverton: del penal errado y los rezos, a las durísimas críticas contra Felipe Melo

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Weverton reza en la línea del arco, tras malograr su penal; Merentiel lo consuela
Weverton reza en la línea del arco, tras malograr su penal; Merentiel lo consuela

Weverton se toma la cabeza. Acaba de malograr el último penal de Palmeiras y Defensa y Justicia se corona campeón de la Recopa Sudamericana. El arquero, de 33 años, camina hasta la línea de cal mientras elude los festejos del conjunto argentino.

Hazaña de Defensa y Justicia: conquistó la Recopa Sudamericana al ganarle a Palmeiras por penales en una noche para la historia

El hombre de verde se arrodilla, cobijado por los tres palos, y reza. seguramente lamenta haber sido el último responsable de su equipo, pero se lo nota en paz consigo mismo. Sabe que durante los 90 sacó al menos dos remates claros de gol, que podrían haber determinado la derrota mucho antes. Su actitud genera que Miguel Merentiel se acerque a consolarlo, a darle ánimos por el traspié deportivo. Weverton agradece ese gesto.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, cuando los minutos pasan y la definición, los penales, la final y la Copa forman parte del pasado, el arquero se enoja. Y en la zona de vestuarios dispara contra un compañero, que quizás es el más popular del plantel: Felipe Melo.

Cuando se trata de chuparle las medias a Bolsonaro, va corriendo. Ahora, cuando hay que ir a patear un penal, tiene miedo”. La acusación, registrada por el sitio brasileño Globo Esporte, es fuerte.

Sobre los motivos que lo llevaron a ser el responsable del último remate, Weverton dijo: “Me mandaron y lo hice como todos los demás. También lo entrenamos a diario, el entrenador toma las decisiones y nosotros, como profesionales, intentamos hacerlo lo mejor posible. Hoy (por anoche) las cosas no han ido bien, pero lo más importante es que siempre tratamos de hacerlo lo mejor posible. Nadie quiere cometer errores, me entristece tener la oportunidad y cometer errores, pero hice lo que tenía que hacer. Hice lo mejor que pude , no sucedió, es seguir adelante y pensar en nuestro próximo desafío - dijo.

Ambos futbolistas se reencontrarán en el próximo entrenamiento de Palmeiras, que dentro de una semana debutará en la Copa Libertadores contra Universitario, en Perú. Y seguramente esta fuerte crítica será tema de debate interno.