No hay plazo que no se cumpla... A Joaquín Muñoz ya le llegó la primera demanda

Foto: MezcalEnt
Foto: MezcalEnt

Durante meses, el nombre de Joaquín Muñoz estuvo en el ojo público. Sus declaraciones ante la prensa en torno al cantante Juan Gabriel le valieron críticas y hasta amenazas de demandas legales. Pero continuó hablando y ahora un juez quiere verlo.

Quien fuera amigo personal y asistente de ‘El Divo de Juárez’ está demandado por Guillermo Pous Fernández, albacea de la sucesión de bienes de Alberto Aguilera Valadez (nombre real de Juan Gabriel), por daño moral.

La notificación se hizo en el domicilio oficial de Muñoz, ubicado en San Luis Potosí, pero él no se encontraba presente, debido a problemas de salud (una reciente caída, una trombosis y complicaciones en los bronquios). Sin embargo, circula un video en el cual un licenciado se presenta en aquel lugar para entregar el documento, el cual terminó siendo recibido por el asistente de Joaquín.

A pesar de la demanda, Joaquín Muñoz ha decidido mantener su postura. De hecho, en una reciente entrevista, su asistente comentó: “Él está tranquilo porque sabe que Alberto no lo va a dejar solo y se está preparando todo para pronunciar la respuesta”. Además, anunció que en cuanto su salud mejore, ofrecerá una rueda de prensa.

También te puede interesar: Declaran heredero universal al hijo mayor de Juan Gabriel

La polémica que llegó incluso al presidente

Antes de la muerte de Juan Gabriel, Muñoz se hizo famoso por el libro que publicó sobre su vida junto al cantante (titulado ‘Juan Gabriel y yo’ y editado por primera vez en 1985). Después de la muerte del compositor, ocurrida en 2016, volvió a robarse los reflectores al asegurar que estaba vivo y que volvería.

Si bien se ganó las críticas y burlas de muchos, Joaquín no se detuvo. Y a la polémica se sumó el periodista Jorge Carbajal, quien aseguraba que también había visto al cantante. Juntos, compartieron supuestos audios grabados por el compositor y aseguraron que después del 15 de diciembre de 2018, Juan Gabriel aparecería.

Pero pasada esa fecha, ambos volvieron a aparecer en los medios para declarar que no sería tan sencillo, pues se necesitaban crear las condiciones necesarias para un regreso seguro. “No es que Juan Gabriel se fue de vacaciones. Lo hizo por algo muy fuerte y eso era defender su vida. Entonces, para poder aparecer, tiene que estar bien armado todo, bien cuidado y sobre todo bien protegida su vida”, comentó Jorge Carbajal.

El asunto incluso escaló hasta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Muñoz se presentó en Palacio Nacional para entregarle una carta al respecto, en la que supuestamente Juan Gabriel le solicitaba una cita. “El presidente sabe que está vivo”declaró. Agregó que el testamento del compositor había sido falsificado y que urgía que el cantante saliera para poder atender su salud, pues estaba vomitando sangre.

En su conferencia matutina, el mandatario confirmó la existencia de la carta, pero se limitó a decir que Juan Gabriel vive “por sus canciones”.

Pero Muñoz no paró de utilizar las cámaras para seguir hablando de Juan Gabriel. De hecho, tuvo tiempo para asegurar que el hijo mayor de la cantante Aida Cuevas era del compositor. Y en cuanto ella se enteró, dijo públicamente que demandaría a Joaquín por difamación.

También te puede interesar: Aida Cuevas habla de la demanda en contra de Joaquín Muñoz

El tema Joaquín Muñoz estuvo circulado en los medios durante meses. Y en cada declaración, decía algo más que le había revelado el cantante. Con todo ese material, aprovechó la presencia de la prensa para anunciar la publicación de su libro ‘Juan Gabriel y yo después de la muerte’, un libro donde relataba su experiencia junto al cantante a raíz de todo lo ocurrido.

Sin embargo, en agosto pasado, y luego de meses de afirmar que el cantante estaba vivo, Joaquín Muñoz dijo que Alberto Aguilera se había puesto muy enfermo y murió.

Tras estos escándalos, tanto Cuevas como la familia de Juan Gabriel consideraron demandarlo... lo que finalmente ya ocurrió. Todas las veces que pudo, Joaquín aprovechó el ojo mediático para promocionarse a él, al libro que estaba preparando y el revés que tuvo que inventarse para evadir las demandas, al asegurar que Alberto Aguilera siempre sí había muerto. Pero ya era muy tarde y recién le ha llegado la primera demanda, a la que seguramente se sumará la de Aida Cuevas. ¿Qué seguirá para Joaquín Muñoz?

@braham_MV

 

Qué leer a continuación