Nino López, el socio del silencio: amansador, sparring y ahora ¡protagonista!

Osvaldo Principi
·3  min de lectura
Marcelino “Nino” López (con remera negra). tiene un  excelente registro de 36 victorias (21 KO), 2 reveses y un empate en condición de ex campeón argentino y sudamericano; en la imagen aparece con Javier Muñiz.
Marcelino “Nino” López (con remera negra). tiene un excelente registro de 36 victorias (21 KO), 2 reveses y un empate en condición de ex campeón argentino y sudamericano; en la imagen aparece con Javier Muñiz.

No es fácil fijar en la memoria los rasgos del rostro de Marcelino “Nino” López. Ni encontrar sus fotografías en un archivo pugilístico. Menos aún, recitar de memoria su excelente récord de boxeador profesional con 36 victorias (21 KO), 2 reveses y un empate en condición de ex campeón argentino y sudamericano. Tampoco llama la atención que los paupérrimos rankings mundiales que clasifican a “cualquiera” no lo consideren entre los primeros quince lugares en los 63,500 kilos (welter junior). Podría ocupar un casillero allí.

Pocos saben que ya tiene casi 35 años y desde 2016 a hoy combate, exclusivamente, en Norteamérica, donde pasó por los diferentes roles que ofrece el ring: sparring, preliminarista, fondista, ganador inesperado y perdedor injusto. Pelea poco, cobra buenas bolsas… pero se le va el tiempo.

A medio siglo de la noche más impactante de la historia

La historia empezó en su pueblo de 3.000 habitantes: Arribeños, en el Norte de la provincia de Buenos Aires, casi en el límite con Santa Fe. Era amansador de petizos y cabalgaba con los arrieros de lote en lote. Guitarra en mano e intérprete de vidalitas campestres tristes. Sus vecinos lo vivaron cuando decidió tomar un avión para empezar a trabajar definitivamente con Oscar de la Hoya y su empresa; con su nuevo entrenador Joel Díaz y con la misión de ponerle el cuerpo a los golpes de Vergil Ortiz, primerísima figura del peso welter, quien lo contrató como ayudante preferido para los guanteos previos a sus peleas trascendentes.

Nino López, uno de los mejores welter juniors del momento
Nino López, uno de los mejores welter juniors del momento


Nino López, uno de los mejores welter juniors del momento

Se divorció deportivamente en modo agrio de dos eslabones, afectivamente fuertes en su carrera y en su espíritu: Roberto Ruíz, el entrenador tucumano que lo encumbró en el profesionalismo local, y Mario Arano, quien diagramó su campaña en aquellos viernes de DIRECTV desde el club Ciclista de Junín.

Berchelt, una dura historia de vida y su encuentro con Maradona

Peleó en HBO, ESPN, SPACE y DAZN y pocos se enteraron. Colaboró con cuerpo y alma como “sparring partner” del chubutense Lucas Matthysse, en su época de campeón mundial ante la indiferencia general. Marido ejemplar de una mujer platense con quién convive en Indio (California).

Este sábado combatirá como fondista complementario del match estelar que sostendrán Vergil Ortiz contra Maurice Hooker. Se medirá con el probador mexicano Jairo López Muñiz, de 27 peleas ganadas (18 KO) y 11 perdidas, en un desafío de diez rounds y de pronóstico favorable que se llevará a cabo en Fort Worth, la región del aeropuerto de Dallas, Texas, con televisación de DAZN, a partir de las 22, en su aplicación de streaming (costo de 2 dólares).

Nino López: su debut con un KO ante David Rodela, en Carson en 2015, fue fugaz. Sin embargo, y de repente, cruzó a dos primeras figuras: el norteamericano Michael Pérez, quién le causó una injusta derrota por puntos -la única en Estados Unidos- y su espectacular KO conseguido ante el mexicano Pablo Cano
Nino López: su debut con un KO ante David Rodela, en Carson en 2015, fue fugaz. Sin embargo, y de repente, cruzó a dos primeras figuras: el norteamericano Michael Pérez, quién le causó una injusta derrota por puntos -la única en Estados Unidos- y su espectacular KO conseguido ante el mexicano Pablo Cano


Nino López: su debut con un KO ante David Rodela, en Carson en 2015, fue fugaz. Sin embargo, y de repente, cruzó a dos primeras figuras: el norteamericano Michael Pérez, quién le causó una injusta derrota por puntos -la única en Estados Unidos- y su espectacular KO conseguido ante el mexicano Pablo Cano

¿Qué fue lo bueno de “Nino” López en Estados Unidos? Su debut con un KO ante David Rodela, en Carson en 2015, fue fugaz. Sin embargo, y de repente, cruzó a dos primeras figuras: el norteamericano Michael Pérez, quién le causó una injusta derrota por puntos -la única en Estados Unidos- y su espectacular KO conseguido ante el mexicano Pablo Cano, que al poco tiempo sería campeón mundial. Derrotó luego, en serie, a Breidis Prescott, primer vencedor del británico Amir Khan, José García y Daniel Echeverría. Y llego hasta aquí.

Consiguió algo vital: ingresar a una polémica “imprescindible” para los argentinos. Dilucidar sobre quién es el mejor welter jr, en estos momentos de solidez local: ¿Jeremías Ponce?, ¿Fabián Maidana?, ¿Juan José Velasco? o ¿Nino López? Quizás, esta rencilla interna, ruidosa y colorida, eleve al máximo su mérito indiscutible. Gestado en silencio y soledad en el Oeste americano .