Un niño brasileño entra en una tienda y usa de las tablets expuestas para hacer sus deberes

La imagen está dando la vuelta al mundo. Un niño brasileño que no tiene recursos en su casa para poder hacer los deberes y que utiliza la tablet expuesta en una tienda de electrónica para hacerlos. Entra, pide permiso, busca la información que necesita y se va con el trabajo para clase listo. Alguien contempló la escena, la grabó, la compartió y ahora al pequeño le llueven los elogios en redes sociales por su empeño y alguna que otra ayuda.

Según recoge El Confidencial, el vídeo ahora viral fue grabado en Recife, al este de Brasil. Allí se encontraba Luiz Carlos Rodríguez, trabajador de la tienda en cuestión y que fue quien captó las imágenes. Esas en la que se ve al niño, mochila en la espalda, buscando información en la tablet, de pie y tomando notas en un cuaderno.

Según cuenta el autor de la grabación, el pequeño “llegó avergonzado para hacer trabajos de geografía en la tablet de la tienda porque no tiene equipo ni acceso a Internet en casa; un hermoso ejemplo para aquellos que quieren ser alguien en la vida…”.

Este niño se ha vuelto viral después de que fuese grabado en Brasil entrando en una tienda para poder hacer sus deberes. (Foto: Instagram / @luiz0585)
Este niño se ha vuelto viral después de que fuese grabado en Brasil entrando en una tienda para poder hacer sus deberes. (Foto: Instagram / @luiz0585)

El post de Instagram en el que Rodríguez compartió la historia acumula casi 373.000 reproducciones en solo seis días y cientos de mensajes como el de una usuaria de esta red social que señala que felicita a su protagonista “por ese espíritu de superación”.

De momento Guilherme Henrique Santos, de 10 años, habría recibido dos tablets como obsequio de una compañía y, según Sopitas, estarían a la espera de que le faciliten acceso a Internet. También hay quien está sugiriendo en los comentarios al vídeo una campaña de crowdfunding para ayudarlo.

Su historia recuerda a la de aquel pequeño peruano que se hizo viral tras ser grabado bajo la farola de su barrio haciendo los deberes porque en su casa no tenía luz. En su caso el vídeo llegó hasta un empresario árabe que se desplazó a Perú para ayudarle a mejorar su situación y darle una casa nueva.

Qué leer a continuación