La abuela de la niña encontrada muerta en Logroño aseguraba ser víctima de una estafa en una de sus cartas de suicidio

Yahoo Noticias

Cada dato que sale a la luz del caso de la niña de cinco años hallada muerta la pasada semana en un hotel de Logroño complica aún más su historia y las circunstancias que rodearon su muerte. Aún se desconoce cómo murió la pequeña Carolina y cuál fue el papel que jugó en su fallecimiento su abuela, si es que tuvo algo que ver. Según publica ABC, las cartas de suicidio dejadas tanto por la madre de la niña como por su abuela no hacen más que enrevesar aún más todo.

Los vecinos de Logroño se concentraron en recuerdo de Carolina, la niña de 5 años hallada muerta hace una semana en la habitación de un hotel de la ciudad. (Foto: EFE/Raquel Manzanares)
Los vecinos de Logroño se concentraron en recuerdo de Carolina, la niña de 5 años hallada muerta hace una semana en la habitación de un hotel de la ciudad. (Foto: EFE/Raquel Manzanares)

De momento, lo que se sabe es que la niña fue hallada muerta sin signos de violencia en una cama de la habitación 404 de hotel Los Barcos en el que se había registrado la mañana del domingo junto con su madre, Adriana Ugueto, y en la que también estuvo su abuela, Olga Febes.

La segunda se marchó del lugar por la tarde -se desconoce aún si cuando la niña ya estaba muerta o antes- y su cuerpo fue encontrado un día después flotando en el río Ebro. Adriana, su hija y madre de Carolina, fue detenida por los investigadores como supuesta responsable de la muerte de la niña tras dar aviso un viandante al verla sentada en la ventana del hotel.

Uno de los pocos datos que ha trascendido de la investigación es que madre y abuela dejaron varias cartas de suicidio explicando sus supuestos motivos. En una de ella Adriana habría dicho que quería evitar que su hija sufriera por la mala relación que tenía con su expareja y padre de la niña, quien tenía la custodia de la misma y denunció su desaparición el domingo al no serle entregada tras cumplirse el periodo de visitas.

La carta que ha salido ahora a la luz y que no arroja más que más dudas y preguntas sobre el caso es una escrita por Olga Ferbes en la que relataba haber sido víctima de una estafa. Según cuenta ABC, las misivas fueron encontradas en un armario de la casa en la que vivían ambas mujeres por el hijo de Olga, de 19 años, que fue quien se las habría entregado a los agentes.

En una de ellas la abuela habría escrito: “Ruego que se haga justicia y que mi familia sea correspondida económicamente”. Según relata el citado diario, que afirma que la pérdida económica ascendía a 100.000 euros, la mujer explicaba cómo la habían engañado, que tenía pruebas para demostrarlo y que había entregado dinero a un hombre del que se había enamorado, que le había dicho que trabajaba para la ONU y que tenía sus hijos enfermos.

La abuela de la niña fallecida denunció esta estafa que desde ABC señalan que sería la conocida como Love Ecam, variante de las cartas nigerianas, en comisaría el pasado mes de septiembre.

Más historias que te pueden interesar:


Qué leer a continuación