Nikola Mirotic, ¿a la cuarta va la vencida?

·4  min de lectura

Barcelona, 26 may (EFE).- Es uno de los jugadores más talentosos del baloncesto europeo, pero todavía no tiene la Euroliga en su palmarés. En el Lanxess de Colonia (Alemania), Nikola Mirotic lo intentará por cuarta vez. ¿Será por fin la vencida?

Cuando Mirotic disputó, por primera vez, una Final a Cuatro de la Euroliga tenía solo 20 años y disfrutaba de su primera temporada en el primer equipo del Real Madrid. Su progresión en la segunda mitad del curso fue espectacular, hasta firmar una actuación estelar en la entonces inexpugnable cancha del Montepaschi Siena, con 16 puntos, y 4 de 4 en triples, en solo 17 minutos.

Pero a esa Final a Cuatro de 2011, disputada en el Palau Sant Jordi de Barcelona, llegó cuando su juego aún era irregular y todavía no estaba asentado en el quinteto titular.

Emanuele Molin, que solo llevaba dos meses en el banquillo del conjunto madrileño tras la dimisión de Ettore Messina, solo dio 13 minutos al jugador hispano-montenegrino, que hizo un 0 de 5 en tiros de campo, en la decepcionante semifinal del conjunto blanco contra el Maccabi de Tel Aviv (82-63).

En 2013, dos años después de la primera, y ya a las órdenes de Pablo Laso, Mirotic tuvo otra oportunidad en el O2 Arena de Londres. Entonces ya era un jugador importante en las rotaciones, aunque solo pudo anotar 6 puntos y capturar 3 rebotes, en 24 minutos, en la semifinal contra el Barcelona de Xavi Pascual, donde todavía jugaba su actual técnico, Sarunas Jasikevicius.

Pese a todo, el Madrid le ganó la partida al Barça (67-74) y se enfrentó por el título al Olympiacos liderado por un gran Vassilis Spanouilis. Mirotic, en 22 minutos, de nuevo tuvo un actuación discreta (7 puntos y 3 rebotes) y los blancos cayeron por 100-88.

Curiosamente el Barça volvió a cruzarse en la carrera de Mirotic en su tercer intento por proclamarse campeón de Europa al año siguiente, en el Mediolanum Forum de Milán.

El hispano-montenegrino, ya como jugador consagrado, anotaba 19 puntos y capturaba 4 rebotes, en 25 minutos, y el Madrid arrasa al conjunto azulgrana (100-62) para enfrentarse al Maccabi en la final.

Pero los 12 puntos y 7 rebotes que Nikola Mirotic aportó en los 27 minutos que estuvo en pista no evitaron un nueva derrota en el partido por el título (86-98), donde el gran protagonista fue el base del conjunto israelita Tyrese Rice.

En 2015, cuando el Real Madrid por fin levantaba la ansiada Euroliga como equipo anfitrión en el Barclaycard Center, Mirotic ya no formaba parte de su plantilla. El verano anterior había dejado el baloncesto europeo para probar suerte en la NBA con la camiseta de los Chicago Bulls.

Allí, compartiría vestuario con Pau Gasol, con el que trabaría un buena amistad. Ninguno de los dos pensó entonces que acabarían, años después, compartiendo también vestuario en el Barça con un objetivo común: ganar su primer Euroliga.

El canterano madridista fichó por el eterno rival el curso pasado y Pau se unió a la causa hace apenas unos meses. Diez años después de la primera, Mirotic se enfrenta a su cuarta oportunidad de proclamarse campeón de Europa, esta vez como uno de los capitanes del Barça.

Los azulgranas se enfrentará en semifinales al Ax Armani Exchange Milán de Messina, curiosamente el técnico que le dio la oportunidad en Madrid. En caso de vencer al cuadro italiano, el conjunto catalán se mediría en la final al ganador del CSKA de Moscú-Anadolu Efes.

Así pues, Nikola Mirotic está a tan solo dos partidos de cumplir "un sueño", como él mismo ha reconocido en varias ocasiones, y uno de los objetivos que se marcó cuando fichó por el Barça.

"A esta Final Four llego con muchas ganas de competir y sé que estoy preparado para dar el máximo nivel. Tenemos una gran oportunidad de ganarla, estamos a solo dos partidos. Queremos soñar pero al mismo tiempo ser humildes. Porque yo mismo sé lo difícil que es lograrla", sentencia el ala-pívot azulgrana.

En Colonia le espera una nueva Final a Cuatro. Y aunque el refrán dice que es a la tercera cuando va la vencida, Mirotic tiene claro que no piensa dejar escapar su cuarta oportunidad.

Ginés Muñoz

(c) Agencia EFE