Nikola Jokic: de la infancia oscura por la guerra de los Balcanes, la adicción a una gaseosa y la dieta para bajar 18 kilos a MVP de la NBA

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·9  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
A los 15 años, Nikola Jokic trabajaba en el establo de una familia, y desde entonces le gustan los caballos y hasta tiene uno de carreras; hoy el serbio es el principal candidato a recibir el premio al jugador más valioso de la NBA.
Instagram @jokicnikolaofficial

El 19 de febrero de 1995, en Sombor, una ciudad de poco más de 85.000 habitantes en lo que hoy es Serbia, nació Nikola Jokic. En medio del conflicto bélico en tierra europeo más sangrienta desde la segunda guerra mundial se crio el pequeño Nikola, que hoy brilla en la NBA, a tal punto que acaba de ser distinguido como el jugador más valioso (MVP) de la liga. Con una particularidad: de los ganadores de ese premio en la historia, es el jugador que más tarde fue elegido en un draft, en el turno 41 sobre 60. Nunca uno había sido seleccionado fuera de la primera ronda (30).

El pívot es, además, el sexto MVP nacido fuera del territorio continental de Estados Unidos. Lo anteceden el griego Giannis Antetokounmpo, el nigeriano Hakeem Olajuwon (Nigeria), Steve Nash (nacido en Sudáfrica, pero jugador de Canadá), Tim Duncan (Islas Vírgenes estadounidenses; aunque jugaba con la selección de EE. UU.) y Dirk Nowitzki (Alemania Federal).

Cómo recibió Jokic el anuncio

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Jokic brilla en los Denver Nuggets, la misma franquicia que apostó por él en 2015 y que el serbio comparte hoy con Facundo Campazzo. Y que en esta temporada está protagonizando una de las semifinales de la Conferencia del Oeste, cuarto de final de la liga, contra Phoenix Suns

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un presente mucho más feliz que aquella niñez de riesgo. Ante la pregunta “¿cuál es el primer recuerdo de tu infancia?”, la respuesta de Jokic es similar a la de muchos otros de su generación, los hijos de la Guerra de los Balcanes. “Recuerdo sirenas, refugios antiaéreos, siempre con las luces apagadas. Prácticamente vivíamos en la oscuridad”, mencionó en una entrevista con el sitio deportivo Bleacher Report, en 2017. Debido al contexto, su madre casi no dejaba a Nikola salir de su casa. Y si lo hacía, era acompañados de sus hermanos Strahinja y Nemanja, que le llevan 13 y 11 años de edad.

Facundo Campazzo y Nikola Jokic conversan antes del tercer partido del cruce con Portland Trail Blazers; el argentino y el serbio se entienden de maravillas en el armado del juego de Denver.
Facundo Campazzo y Nikola Jokic conversan antes del tercer partido del cruce con Portland Trail Blazers; el argentino y el serbio se entienden de maravillas en el armado del juego de Denver. (GARRETT ELLWOOD/)

Gracias a sus hermanos, tuvo sus primeros contactos con la pelota naranja. Ellos jugaban en el equipo de la escuela secundaria y eran apasionados por el baloncesto. Nikola les siguió los pasos, no sin antes pasar por el fútbol y el waterpolo (deporte clásico en su país).

Nikola Jokic no pensaba en dedicarse al básquetbol cuando era pequeño
Nikola Jokic no parecía tener futuro de estrella profesional del deporte cuando era niño

Los Jokic mayores se destacaban por su capacidad atlética, mientras que el más joven era lo opuesto. Y era un chico tranquilo que no tenía mucho interés por el deporte, especialmente por el esfuerzo físico. Se concentraba más en el estudio; sus materias preferidas eran historia y matemáticas. A los 15 años trabajaba en el establo de una familia y se enamoró de los caballos, a tal punto que hoy es dueño de uno de los mejores ejemplares de carreras de la ciudad, al que llamó “The Dream Catcher” (“El Atrapador de Sueños”). Otra pasión era la Coca-Cola. Pero cuando Jokic llegó a Denver, en 2014, dejó de tomar ese tipo de bebida, lo que le permitió, junto a una estricta dieta programada por el equipo de nutrición de Nuggets, bajar más de 18 kilos.

Sus inicios

Su carrera deportiva comenzó en el club KK Vojvodina Srbijagas, en el que modeló su juego al estilo serbio. Primeramente, todos los movimientos frente al aro. Luego aprendió a lanzar, a correr en la cancha y a subir el balón como si fuera un base, a pesar de sus 2,11 metros. Nikola comenzó a destacar y lo vio Misko Raznatovic, histórico agente y reclutador, que en 2012 lo llevó a KK Mega Basket, uno de los mejores equipos del país, y lo hizo firmar su primer contrato como profesional, con apenas 17 años.

En su primera temporada, Jokic promedió 1,8 puntos y 2 rebotes en 10,2 minutos, en apenas cinco partidos. En la siguiente se estableció como titular y anotó 11 tantos por encuentro como media. Ya con la confianza del cuerpo técnico y de sus compañeros, en la 2014/2015 fue premiado como MVP de la liga serbia, con 15,4 puntos, 9,3 rebotes y 3,5 asistencias por juego. Los cazatalentos de la NBA pusieron sus ojos en el joven Nikola, pero dudaban por sus movimientos lentos y pesados. Aún así, Jokic decidió presentarse al draft de 2014.

Cruzando el Océano

En medio, lo tentó el Barcelona, pero el 26 de junio de 2014 se confirmó su acceso a la NBA, cuando Denver lo seleccionó en el número 41, de la segunda ronda. Ese año fueron elegidos jugadores que hoy son estrellas: Joel Embiid (3º, hoy en Philadelphia 76ers), Julius Randle (7º, ahora en New York Knicks) y Zach Lavine (13º; Chicago Bulls), entre otros. Nikola se enteró de su nuevo equipo cuando su hermano Nemanja lo llamó, a los gritos, desde el Barclays Center de Brooklyn. ¿Qué estaba haciendo el pívot cuando fue drafteado? Dormía en su casa, en Serbia. Así de tranquilo estaba en la que para muchos es la mejor noche de su vida.

Como su juego, su personalidad fue evolucionando, y su incorporación a la NBA, un año después de su elección, vino de la mano de un cambio de hábitos. Jokic se comprometió a seguir aquella estricta dieta y dejó la Coca-Cola, de la que era tan adicto que llegó a tomar tres litros por día. “Después de los entrenamientos no podía parar. Era un vaso detrás de otro”, contó sobre su juventud. Camino a Denver bebió una Coca-Cola por última vez.

El serbio tuvo que mejorar su alimentación para jugar en la NBA; lo trabajó con el equipo de nutrición de Denver Nuggets.
IEl serbio tuvo que mejorar su alimentación para jugar en la NBA; lo trabajó con el equipo de nutrición de Denver Nuggets. (Instagram @jokicnikolaofficial/)

Esforzándose, en su primer año superó las expectativas. Logró un doble-doble (23 puntos y 12 rebotes) en su 12º encuentro en la mejor liga del mundo y terminó la campaña promediando 10 tantos, 7 rebotes, 2,4 asistencias y 21,7 minutos. Estos números lo pusieron en el quinteto ideal de novatos y tercero en la carrera por el premio al mejor debutante de la 2015/16. En su segunda temporada dio un salto de productividad: fue titular en 59 de los 73 partidos de Nuggets y promedió 16,7 puntos, 9,8 rebotes y 4,9 pases-gol, en 27,9 minutos. Semejantes cifras provocaron que Jusuf Nurkic, nacido en Bosnia y amigo de Nikola, fuera relegado al banco de suplentes y luego traspasado, en ese mismo campeonato. Ya sin Nurkic, y establecido como titular, Jokic se asentó como una de las figuras ascendentes de la NBA.

Vecinos en países que conformaban Yugoslavia, el bosnio Jusuf Nurkic y el serbio Jokic son amigos, pero la irrupción de Nikola en Denver terminó desplazando a su colega, que pasó a ser su suplente y terminó siendo transferido; se enfrentaron en la serie Nuggets vs. Blazers, que ganó
Vecinos en países que conformaban Yugoslavia, el bosnio Jusuf Nurkic y el serbio Jokic son amigos, pero la irrupción de Nikola en Denver terminó desplazando a su colega, que pasó a ser su suplente y terminó siendo transferido; se enfrentaron en la serie Nuggets vs. Blazers, que ganó "The Joker". (STEPH CHAMBERS/)

Sus estadísticas no pararon de mejorar y así, en la campaña 2018/19, fue seleccionado por primera vez para el Partido de las Estrellas. En esa temporada hizo otro debut: en los Playoffs. Ya era un jugador muy completo. con una media de 20,1 tantos, 10,8 recobres en 31,3 minutos y, llamativamente para un pivote, 7,3 asistencias y 1,4 robos. Esto último es lo que más llama la atención en su juego. Hace unos 20 años, era casi inimaginable que un 5 subiera la pelota y liderara a su equipo en asistencias. Muchos consideran a Jokic como el mejor pasador grande que tuvo la NBA.

Un asistidor de 2,11 metros

A su vez, impresiona con su capacidad anotadora. Puede encestar desde todas partes: en el poste bajo con su gancho implacable, de media distancia y con triples (mediantes su técnica de lanzamiento de arcoíris). Toda esta evolución de su número 15 permitió al conjunto de Colorado ser un consistente candidato a conquistar el anillo de la NBA en los últimos torneos. Secundado por Jamal Murray y Michael Porter Jr., lideró a Denver hacia la final de la Conferencia del Oeste (semifinal de la NBA) en la 2019/2020, pero Nuggets se topó con el Los Angeles Lakers de Lebron James y Anthony Davis, el futuro campeón.

El presente

Con la consolidación de Campazzo (“Facu es un guerrero”, lo elogió el balcánico tras el triunfo de este jueves) y sobrellevando las lesiones de varias piezas importantes (Murray, Will Barton III, P. J. Dozier, el ya recuperado Monte Morris), Denver alcanzó los playoffs y ya superó una serie (4-2 a Portland). Y “The Joker” (“El Guasón”) ha sido un bastión en ello. Fue titular en los 72 encuentros de la etapa regular y fijó números extraordinarios: 26,4 puntos, 10,8 rebotes, 8,3 asistencias y 1,3 robos, aunque también 3,1 pérdidas, en 35 minutos de acción.

"Facu es un guerrero", elogió Jokic a Campazzo; se conocían como rivales, jugando por sus seleccionados, y en la NBA se complementan a la perfección. (BART YOUNG/)
"Facu es un guerrero", elogió Jokic a Campazzo; se conocían como rivales, jugando por sus seleccionados, y en la NBA se complementan a la perfección. (BART YOUNG/)

Gracias a estas estadísticas fue distinguido como MVP de la NBA. Su principal competidor era Embiid, aquel interno seleccionado en el mismo draft que el serbio. Ésta es la primera vez desde la temporada 1999/2000 en la que un pivote es sido galardonado como el mejor basquetbolista de una campaña. En esa ocasión lo fue Shaquille O’Neal, que lograría su primera conquista, en Los Angeles Lakers.

En este caso, Jokic cosechó 971 puntos entre periodistas e hinchas, largamente por delante de Embiid, que colectó 586; Stephen Curry, que recibió 453; Antetokounmpo, que sumó 348, y su rival en este cruce de playoffs con Phoenix Chris Paul, que obtuvo 139 unidades.

En la etapa regular de su sexta temporada en la NBA, Jokic fijó promedios asombrosos por partido; 26,4 puntos, 10,8 rebotes, 8,3 asistencias y 1,3 robos, números propios de un MVP.
En la etapa regular de su sexta temporada en la NBA, Jokic fijó promedios asombrosos por partido; 26,4 puntos, 10,8 rebotes, 8,3 asistencias y 1,3 robos, números propios de un MVP.

El crecimiento de Jokic ha sido notable en sus primeros seis años en la liga y el serbio de 26 años está revolucionando su posición: anota sin gran poderío físico y genera juego. Con un contrato por las próximas dos temporadas con la franquicia de Colorado, intentará conseguir el anillo de brillantes, el de campeón. Algo que nunca habría imaginado en esa infancia de encierro y oscuridad durante la guerra de los Balcanes.

Vídeo | Este jugador de baloncesto solo tiene un brazo pero no deja que eso le frene

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.