Qué fue de Nicolás Gaitán, uno de los posibles refuerzos de Boca

Gribaudo ya anunció que tiene un acuerdo con el jugador luego de meses de gestión de Burdisso. ¿Será este el momento de su regreso?
Gribaudo ya anunció que tiene un acuerdo con el jugador luego de meses de gestión de Burdisso. ¿Será este el momento de su regreso?

Torneo Clausura 2008. Boca pelea el campeonato con River, pero está en semifinales de la Copa Libertadores. Por eso, Carlos Ischia decide recibir a Arsenal, en la 17° fecha del campeonato, con un equipo con varios juveniles. Entre ellos, entonces, se encontraba Osvaldo Nicolás Fabián Gaitán. Ese que hoy, 12 años después, es nuevamente buscado para que se vuelva a poner la azul y oro. "Tenemos un acuerdo. Es un jugador formado en el club, con nuestro ADN y lo que nos gusta. Vamos a acordar los detalles con su representante", reveló Christian Gribaudo, candidato a presidente por el oficialismo. ¿Será este el momento de su regreso?

EL MERCADO DE PASES DE BOCA

Gaitán se fue del Xeneize en 2010, tras dos temporadas difíciles en la institución. Desembarcó en Benfica, en lo que fue el punto más alto de su carrera: siete años, nueve títulos y dos veces finalista de la UEFA Europa League. En 2016 recibió el llamado de Diego Simeone para irse a jugar a Atlético de Madrid, pero el Cholo no le dio la continuidad necesaria y las pocas chances que tuvo, no las supo aprovechar.

El mercado chino lo terminó seduciendo para dejar de lado los flashes europeos a cambio del dinero asiático. Pasó al Dalian Yifang, en donde jugó 30 de los 36 partidos del equipo en la temporada 2018: 28 por la Superliga (son 30 fechas) y dos por la Copa de China (fueron seis cotejos en total). En el torneo local terminó la 11° de 16, a más de 30 puntos de Shanghai SIPG, el campeón. En la copa, quedó eliminado en semifinales ante Shandong Luneng.

Cuando intentaba rearmar el equipo luego de la final perdida ante River, ya con Gustavo Alfaro al frente del plantel, Nicolás Burdisso lo llamó y le ofreció volver. Sin embargo, desde el gigante asiático lo rechazaron y parecía ser intransferible. Esta condición le duró apenas dos meses, ya que a principios de marzo emigró a Chicago Fire, de la MLS. Allí jugó 28 encuentros y metió cuatro tantos, pero su vínculo finaliza a fin de año y luego quedará con el pase en su poder.

Lógicamente, la situación de su ficha es una tentación para intentar contratarlo una vez más. Todo esto queda lógicamente atado a las elecciones en el club y a la elección del sucesor de Alfaro si finalmente se aleja, pero el juego de seducción hacia uno de los mejores futbolistas surgidos de la cantera de la última década comenzó hace rato. Y está cerca de concretarse.

Qué leer a continuación