Nicklas Bendtner: de entrenar ebrio con la selección danesa a fumar en el baño con Andrea Pirlo y Gianluigi Buffon

LA NACION
·2  min de lectura

Nicklas Bendtner, delantero danés, ex Juventus, reveló parte de la intimidad del plantel del conjunto turinés, equipo que busca su décimo título consecutivo, esta vez, de la mano de un símbolo, como Andrea Pirlo.

El espigado artillero, quien formó parte del plantel en la temporada 2012/13, contó, según publica Marca, que durante su primer día con el equipo no podía encontrar a sus compañeros, hasta que llegó al baño.

Allí, cuenta el ex Arsenal "estaban todos, Pirlo, (Gianluigi) Buffon, hablando disfrutando del café y la compañía y fumando".

"Fue algo increíble y me hizo sentir que lo iba a disfrutar porque me subí al tren bastante rápido", añadió.

Ese año, la Juventus obtuvo la liga y la Supercopa italiana. Bendtner reconoció además que se trata de algo común en el fútbol de élite, aunque "nadie podría imaginárselo.

"Es gracioso porque recuerdo cuando Mario Balotelli llegó a Inglaterra y todo el mundo estaba hablando en los medios que fumaba y se creó una historia enorme...en todos los clubes que he jugado ha habido compañeros que fumaban, era mucho más normal en Italia sin embargo".

"Con todas las camisetas que me dieron Lionel Messi y Cristiano, ya podría haber comprado una mansión en Los Ángeles".

El jugador de 32 años, recientemente retirado, habló además de sus experiencias en el seleccionado de su país. En su biografía, recientemente publicada, dio detalles sobre las fiestas que el plantel tenía.

"Las habitaciones estaban en una punta del hotel y hacíamos que unas chicas trajeran provisiones y reserven cuartos en la otra. Cuando el seleccionador Morten Olsen se iba a dormir, nos movemos con sigilo y vamos allá. Es una tradición que ha existido durante mucho tiempo".

Además, recordó su primer entrenamiento con el equipo nacional a los 18 años y ebrio. "Estaba tan fuera de mí que me hice en los pantalones y vomité por todos lados. No recuerdo nada del primer entrenamiento, pero estaba inconsciente y me llevaron a casa en una camilla".