Dos niños y sus abuelos asesinados en un sangriento tiroteo en Carolina del Sur

Leonela Taveras
·2  min de lectura
Dos niños y sus abuelos asesinados en un sangriento tiroteo en Carolina del Sur

A menos de un mes del tiroteo en Colorado, un prominente doctor, su esposa, dos de sus nietos de corta edad y un trabajador fueron asesinados en una casa en Rock Hill, SC.

Según la agencia de noticias AP, una fuente anónima reveló que el sospechoso fue identificado como Phillip Adams, un exjugador de la NFL de 32 años, que también se quitó la vida con un arma calibre .45 luego de supuestamente cometer el crimen.

Las víctimas son Robert Lesslie, de 70 años; su esposa Barbara Lesslie, de 69; y dos de sus nietos, Adah Lesslie, de 9 años, y Noah Lesslie de 5, informó la oficina del sheriff del condado de York.

(Photo by NFL via Getty Images)

La quinta víctima mortal fue James Lewis, de 38 años, quien estaba trabajando en la casa en el momento en que se produjo el tiroteo, informó el canal de noticias local WSOC-TV.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una sexta persona, también un trabajador de mantenimiento que estaba en la casa, resultó herida y se encuentra hospitalizada, dijeron las autoridades al diario Rock Hill Herald.

Adams, quien jugó con equipos Seahawks, 49ers, Raiders y Jets, abrió fuego en el hogar del doctor el miércoles por la tarde y varias horas después, tras horas de negociaciones, se suicidó cuando la policía lo tenía rodeado una casa cerca de las de las víctimas, informó el Herald.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

"Hemos identificado a la persona que creemos que es responsable del tiroteo en Marshall Rd. Lo encontramos en una casa cercana. No hay una amenaza activa para la comunidad ", tuiteó la oficina del sheriff del condado de York el miércoles por la noche.

El testigo anónimo citado por la AP también reveló que los padres de Adams viven cerca de la casa de los Lesslie y había sido paciente del médicos en una ocasión.

En declaraciones a un canal de Charlotte, el padre del exdeportista culpó al fútbol americano de los problemas que habrían llevado a su hijo a cometer el crimen.

"Puedo que es un buen chico, que era un buen chica, y creo que el fútbol lo echó a perder", dijo Alonzo Adams al canal WCNC-TV. "No hablaba mucho y no molestaba a nadie".