La NFL combate su alto número de positivos por coronavirus con drones

Antonio Gil
·4  min de lectura
Buffalo Bills' first-round NFL football draft pick Tre'Davious White poses for a drone video camera following a media conference at New Era Field in Orchard Park, N.Y., Friday, April 28, 2017. (AP Photo/Bill Wippert)
Buffalo Bills' first-round NFL football draft pick Tre'Davious White poses for a drone video camera following a media conference at New Era Field in Orchard Park, N.Y., Friday, April 28, 2017. (AP Photo/Bill Wippert)

El mundo del deporte intenta volver a la normalidad, dentro de lo posible, con un ojo siempre puesto en el coronavirus. La crisis sanitaria mundial y la pandemia de covid-19 están marcando la reanudación de todas las competiciones y eventos en esta recta final del 2020. La NFL no es ajena a esto y la presente campaña está siendo de lo más atípico en el fútbol americano estadounidense. Estrellas de la Liga como Cam Newton se han perdido encuentros, varios partidos han tenido que ser pospuestos y algunos equipos han tenido que cerrar sus instalaciones en algún momento debido a resultados positivos en los test que se realizan a jugadores y staff con frecuencia. El caso más sonado ha sido el de los Tennessee Titans, que a fecha de 15 de octubre han tenido 24 positivos acumulados. Pese a todo, diferentes conjuntos han empezado a abrir las puertas de sus estadios a los fans, en números reducidos y siguiendo todos los protocolos, incluidos unos Atlanta Falcons que se han aliado con las nuevas tecnologías y han mirado al futuro, sirviendo como ejemplo a otras franquicias. Los drones y los robots son el último aliado de la NFL contra el coronavirus.

“Para poder dar la bienvenida a los aficionados tenemos que escuchar sus inquietudes y entendemos que los protocolos de limpieza y desinfección son lo más importante en estos momentos”, explicó en un comunicado Diatmar Exler, director de operaciones de AMB Sports and Entertainment, grupo inversor detrás de los Flacons. Un total de 6.656 espectadores pudieron presenciar el partido entre Atlanta y los Carolina Panthers de la Week 5 de la temporada en la NFL. El Mercedes-Benz Stadium, con una capacidad de 71.000 asientos, volvió a contar con el rugir de unos fans que apoyaron a su equipo, entre otras cosas, gracias al trabajo de una empresa contratada por la franquicia que desinfectaron las gradas con la ayuda de drones. Sí, tal cual lo puede imaginar cualquiera, pequeños objetos volantes teledirigidos esparciendo desinfectante desde las alturas. Un ejercicio que agiliza todo el proceso de limpieza de los asientos en un 95% si lo comparamos con la labor de hacerlo a mano y por el ser humano. Los drones utilizados van equipados con boquillas de pulverización mediante las que esparcen los productos químicos pertinentes que impiden a los virus y las bacterias adherirse a las superficies que posteriormente van a estar ocupadas por espectadores. “El estadio es increíblemente grande y, a medida que vayamos admitiendo público, estos drones nos van a ayudar a maximizar el tiempo entre partidos y eventos privados para desinfectarlo”, declaró a los medios Jackie Poulakos, el gerente de operaciones del estadio.

El experimento resultó exitoso y precisamente el rival de los Falcons en el primer partido con fans en las gradas de Atlanta, los Carolina Panthers, van a seguir esta senda futurista y emplearán un ‘robot destructor de gérmenes’ para poder recibir a más de 5.000 espectadores en su estadio durante la Week 6. El Xenex LightStrike, nombre del robot en cuestión, ya ha sido utilizado por los Panthers para desinfectar los vestuarios, las oficinas y las zonas comunes de las instalaciones del equipo. Su modus operandi es mediante la emisión de rayos UV de xenón que acaban con el coronavirus con un porcentaje de éxito de 99.9% según el fabricante. “Estamos hablando del mismo sistema que se utiliza en una sala de operaciones de un hospital. Queremos asegurarnos de tenerlo en nuestro vestuario, en la sala de pesas, en las suites, en los baños… Lo hemos usado durante todo el verano y ahora lo emplearemos en nuestros partidos”, comentó Tom Glick, presidente del equipo. Los propios fans de los Panthers participaron en una encuesta a través de la cuenta oficial de Twitter del equipo y votaron los nombres de los dos robots que velarán por su salud, bautizándolos como Agent 89 y Luke Cleanly. “Nuestro objetivo es tener las instalaciones y el estadio más seguros y por eso hemos elegido a Xenex, que nos ofrece la mejor desinfección UV y nos permite higienizar de forma rápida y efectiva nuestras zonas de juego y otras partes del estadio”, analiza Eddie Levins, director de seguridad de los Panthers. “Llevamos trabajando desde el mes de marzo para facilitar a todo el mundo una vuelta segura y cómoda al Bank of America Stadium y Xenex es una parte importante de ello. Va a ser un poco raro al principio, pero hace exactamente lo que necesitamos, que es desactivar el virus”. En algún lado, Isaac Asimov estará asintiendo con la cabeza.

Más historias que te pueden interesar: