VIDEO: "Al principio tenía miedo de hablar con mi ídolo", admitió Neymar

Siete meses después de renunciar a la banda de capitán de Brasil, Neymar volverá a utilizar el distintivo este martes (28) frente a Paraguay en el Corinthians Arena. En vísperas del duelo por Eliminatorias Sudamericanas, el crack habló con la prensa y explicó por qué aceptó liderar de nuevo a la canarinha.

"Fue una decisión que tuve después de los Juegos Olímpicos por todo lo que pasó. Sentí que no era el momento ser el capitán. El tiempo de trabajo con el profesor Tite me hizo recapacitar. Además el grupo es maravilloso así que vale la pena cualquier esfuerzo", explicó el 10 de la pentacampeona mundial.

El astro del Barcelona también tocó otros temas como la dependencia de Brasil en él, el cambio con Tite, su trato con la prensa e incluso su relación con Messi.

¿Neymardependecia?

"Siempre he dicho que nunca ha existido Neymardependencia en la Selección. Nuestro equipo está concentrado en que somos los mejores. Lo sabemos, pero tenemos la humildad para reconocer la calidad de los oponentes. El maestro (Tite) ha logrado darle forma a Brasil para jugar el fútbol que nos caracteriza".

Su momento actual

"Me estoy haciendo mayor. Eso nos ayuda en todos los sentidos en la Selección, principalmente en el campo. . Necesitaba de tiempo para estar tranquilo, estar en silencio, sólo jugar al fútbol (..) Estoy muy feliz por el momento que estoy viviendo. Creo que es el mejor momento de mi carrera, no en números, pero sí en fútbol. Espero mantener este nivel"

El cambio de Brasil

"Somos felices cuando se trabaja, las cosas salen bien y atraemos al público brasileño. Tite encaja muy bien con el equipo,  tenemos que seguir así, con los pies en el suelo, jugar al fútbol y ser felices. El cambio fue grande, tenemos la confianza para seguir con nuestro juego, nuestra identidad. El equipo brasileño siempre será uno de los mejores del mundo y nosotros sabemos cómo cargar esta camiseta.

Relación con Messi

"Leo es una persona que me ha ayudado mucho en estos cuatro años de Barcelona, ​​sobre todo al principio cuando tuve problemas. Me dijo "cálmate has tu juego y todo saldrá al derecho". Al principio tenía miedo de hablar con mi ídolo, hoy tenemos una relación maravillosa, somos amigos y eso ayuda en el campo".