Neymar Junior ya sabe qué tiene que hacer si quiere volver al Barcelona

Como contó GOAL en noviembre, el Barça sigue trabajando con discreción para activar la ‘Operación Neymar’.
Como contó GOAL en noviembre, el Barça sigue trabajando con discreción para activar la ‘Operación Neymar’.

Tal y como avanzó Goal el pasado mes de noviembre, el regreso de Neymar Junior a Barcelona ya no es una quimera. En su momento, el Barça ya hizo saber al brasileño qué hoja de ruta exacta debía seguir para su retorno, algo que siempre ha estado en su cabeza, porque nunca perdió contacto con el núcleo duro de un vestuario que le echa de menos. Incómodo en París, golpeado por las lesiones y por asuntos extradeportivos, Neymar sigue decidido a dejar París. Y en el PSG, después de casi dos años negando la mayor, ahora ya no ven con malos ojos una posible salida del brasileño, siempre y cuando llegue una buena oferta por sus servicios. El jeque y el emir no están satistfechos con Neymar, sus mensajes públicos son bastante claros y la prensa francesa, que hasta ahora se había mostrado muy escéptica con el futuro de Neymar, ahora se anima a explicar que su marcha del PSG no sería nada descabellada.

La junta directiva del Barcelona conoce por boca del núcleo duro del vestuario que la posible llegada de Griezmann no entusiasma al grupo. En cambio, Neymar suscita todo tipo de apoyos y sería recibido con los brazos abiertos. El club, que siempre trabajó con discreción sobre la posibilidad del retorno del brasileño mientras lo negaba en público, ahora deja entreabierta la puerta y ya se plantea una operación compleja, pero que tiene base. Hasta la fecha, Bartomeu se tomó con escepticismo los constantes ofrecimientos por parte de Neymar, pero ahora, tras escuchar al presidente del PSG, Nasser Al Khelaïfi, cargar contra el brasileño, estudia la fórmula para conseguir un traspaso donde el Barcelona parece bien colocado. Y por supuesto, el Barça tiene varios jugadores que podrá usar como moneda de cambio. Piezas que interesan al PSG y que podrían encajar en el marco de una gran operación: Rakitic, Umtiti, Coutinho o hasta Dembélé aparecen en ese escenario. El Barcelona medita y estudia sus movimientos. Sin prisa, pero sin pausa. 

El 21 de noviembre, Goal publicó la hoja de ruta que el Barça le hizo llegar a Neymar. Cuestiones que no se han movido ni un sólo centímetro: un desagravio público por su manera de irse del club, una rebaja de salario considerable y sobre todo, retirar la demanda interpuesta contra el club azulgrana. Si Neymar cumple todas estas premisas, la operación podría entrar en fase decisiva. El club azulgrana sabe que el vestuario quiere a Neymar, Neymar quiere volver y el aficionado, a pesar de que el brasileño dejó un mal recuerdo con su marcha, sabe que es un gran jugador. 

En el horizonte de Neymar, dos posibles destinos: regresar a un Barcelona del que se equivocó marchándose y reencontrarse con sus compañeros, o decantarse por el interés creciente de un Real Madrid que siempre le ha tenido presente, que está edificando un nuevo proyecto y que hasta ahora, se ha mantenido al margen para no entrar en colisión con el PSG. Florentino Pérez siempre ha creído que Neymar cumple las dos premisas ideales para el club: es uno de los mejores del mundo y además, es una mina de oro en publicidad. 

Sea como fuere, a partir de ahora, con el PSG enseñándole la puerta de salida, todo va a depender de la voluntad de Neymar Junior. Tendrá que dar un paso adelante. Otra vez. Y si cumple todos los pasos que el Barcelona le ha indicado que debe dar, el brasileño estaría en rampa de salida. 

Qué leer a continuación