New York Knicks o el tercer peor equipo del Milenio

Zalen Gades
Plantilla de los Knicks en 2013. Foto: Keith Allison.

No corren tiempos épicos para New York Knicks ni los aficionados se dirigen corriendo al Madison Square Garden para ver a su equipo jugar. En la Gran Manzana hace mucho que no corren, sino gatean, se arrastran en el asfalto empedrado de cuatro temporadas seguidas sin alcanzar la postemporada. Pero el despropósito no sólo es reciente, sino que dura ya 17 años. Desde la temporada 2000-01, los Knicks solamente ganaron una serie de playoffs y fue en la 2012-13, cuando avanzaron a segunda ronda tras vencer a Boston Celtics antes de caer ante Indiana Pacers. En este tiempo, se fueron de vacaciones antes de tiempo un total de 12 ocasiones y es por esta razón por la que se han convertido en el tercer peor equipo de la NBA del milenio.

Se dice pronto, pero el efecto 2000 no afectó a los electrodomésticos ni a las computadoras, sino a unos Knicks que con un porcentual ganador de 41.8 sólo es superado por Minnesota Timberwolves y Charlotte Hornets.

Esta temporada volvió a suponer otro desastre para los neoyorquinos, quienes si ganas cuatro de los próximos siete partidos, al menos superarán el balance del año pasado (32-50), aunque la realidad refleja que en los últimos 11 encuentros tan solo alcanzaron dos victorias.

Los números no engañan y la actualidad es nefasta para la franquicia más solvente y valorada económicamente de la competición. Lo que son las cosas. Su valor de 3.3 billones de dólares incrementó un 10 por ciento la valía del año pasado y de nada sirvió el que no haya ido a playoffs desde 2013 o que el siglo XXI les haya dado un portazo en la cara. La renovación de un billón de dólares del Madison atrajo a muchos patrocinadores y más localidades, y además de eso, también se beneficiaron de los 100 millones de dólares que se embolsaron por el acuerdo televisivo en el primer año de vigencia durante la campaña anterior.

Sin embargo, en lo deportivo no hay manera de enderezar el rumbo. Ni siquiera la presencia millonaria de Phil Jackson sirvió para darle un nuevo brío a un equipo que sigue viviendo del pasado a pesar de haber ganado dos de las ocho finales de la NBA que han disputado. La prueba es que este domingo, la franquicia le rendirá un homenaje a las leyendas de la última final que jugaron los Knicks en 1999: Larry Johnson, Allan Houston, Latrell Sprewell, Kurt Thomas, Charlie Ward, Herb Williams, Jeff Van Gundy y Marcus Camby. El acto forma parte de las conmemoraciones por el setenta aniversario de la franquicia con el que se recuerdan tiempos mejores en un presente desastroso. Al año siguiente el destino de los Knicks cambió y se convirtieron en el equipo que ahora conocemos, el que tan solo llegó a una segunda ronda en 17 años.