El nepalí Kami Rita intentará su 25 ascenso al Everest, rompiendo su récord

Agencia EFE
·3  min de lectura

Katmandú, 16 mar (EFE).- El sherpa nepalí de 51 años Kami Rita intentará escalar el Everest por vigésima quinta vez el próximo mes de mayo para tratar de batir su propio récord de más cumbres en la cima del mundo, dos años después de haber logrado su cumbre 24.

"Me emociona anunciar que escalaré el Everest por vigésima quinta vez en el mes de mayo, batiendo mi propio récord", afirmó este martes a Efe Rita, después de informar sobre los preparativos en sus redes sociales.

Según el montañero, que realizó su primera ascensión al Everest en 1994 cuando tenía 24 años, su "sueño" era haber intentado esta nueva escalada el año pasado, al cumplir 50 años, pero "por desgracia" tuvo que posponer el plan debido a la pandemia.

El alpinista fue contratado por la compañía Seven Summit Treks para formar parte del equipo de "doctores de hielo" encargados de fijar las cuerdas y escaleras que faciliten el camino a otros escaladores hasta el Campamento 2, que se encuentra a unos 6.400 metros de altura, de esta montaña de 8.848,86 metros.

"Según nuestro plan, nos trasladaremos a la región del Everest antes del 10 de abril", declaró Rita.

2019, UN AÑO DE RECORDS

En 2019, antes de la pandemia, el Departamento de Turismo de Nepal concedió permisos de escalada al Everest a 381 escaladores, sin contar el número de guías de escalada nepalíes.

Precisamente ese año fue significativo para el pico más alto del mundo en términos de récords: el 22 y 23 de mayo, un total de 223 y 212 escaladores hicieron cumbre, registrándose los dos días con mayor cantidad de escaladores en la cima, desencadenando un grave atasco.

Una fotografía del momento tomada por el alpinista Nirmal Purja se hizo viral en todo el mundo y, tras el incidente, Nepal decidió este año prohibir el intercambio de imágenes tomadas en el Everest sin el consentimiento del Departamento de Turismo.

Desde el inicio de la pandemia, China cerró el ascenso al Everest por su lado, mientras Nepal espera la llegada de unos 300 escaladores este año después de un 2020 de grandes pérdidas económicas por la falta de montañeros.

Los extranjeros pagan cerca de 11.000 dólares por un permiso para escalar el Everest y se suelen gastar entre 40.000 y 90.000 dólares para toda la expedición. En 2019 el gobierno ingresó 5,07 millones de dólares en la emisión de permisos de escalada. De los ingresos totales, solo el Everest registró 4,05 millones.

Rita explicó que un guía de escalada con experiencia "gana hasta 12.000 dólares durante los 45 días" de ventana de buen tiempo para escalar el Everest, mientras que un instructor puede embolsarse unos 7.000 dólares por temporada y los porteadores de gran altura, cerca de 4.000 dólares.

"Muchos guías y porteadores que se ganan la vida guiando a los escaladores extranjeros, estuvieron sin trabajo durante más de un año", lamentó el alpinista, que confía en que esta primavera se impulse la economía en la región con las nuevas llegadas.

(c) Agencia EFE