Negro Casas, a sacar el colmillo

·1  min de lectura

Gabriel Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, junio 11 (EL UNIVERSAL).- A veces, el Negro Casas parece más novato que sus jóvenes colegas. Y no es que suela equivocarse en el ring, al contrario, es tan respetuoso por su profesión, que no no le pide nada a la suerte.

Su secreto es no dejar de entrenar. Conoce cada rincón de la Arena México y recorre sus pasillos con los ojos cerrados.

Esta noche, aliado a Atlantis buscará alcanzar la final del torneo increíble de parejas, un reto que lo tiene emocionado. "Me ha costado mucho trabajo el lugar donde estoy. Subir al ring es un momento gratificante. Lo he logrado a través de cuatro generaciones", presume.

Y también advierte que pese a su veteranía, no serán sencillos de doblar. "Todas las luchas representan una responsabilidad, tuve la oportunidad de ser luchador desde jovencito, he aprendido a dedicarme a ella, a respetarla. Sigo disfrutando arriba del ring, la ansiedad de llegar a la arena. Es un deleite y me da vida".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.