El último y sorprendente negocio en Instagram: las frases inspiradoras

Jose Mendiola
·4  min de lectura
Instagram se ha convertido en un medio de vida para muchas personas y en una codiciada herramienta para llegar a los consumidores para las empresas. Foto: Getty Image.
Instagram se ha convertido en un medio de vida para muchas personas y en una codiciada herramienta para llegar a los consumidores para las empresas. Foto: Getty Image.

“Me he caído mil veces y mil veces me pondré en pie”. La frase, casi bíblica, acompaña a una foto en primer plano de su autor y con la mirada fija en el horizonte. Sí, estamos ante cualquier perfil de Instagram de un adolescente o posadolescente cualquiera que persigue acumular ‘me gustas’ de forma exponencial. Es el nuevo ‘Santo Grial’ de nuestro tiempo y el objetivo, casi obsesivo, de toda una generación que late a ritmo de ‘likes’, hasta el punto que hay quien vive —y francamente bien, la verdad— a cuenta de crear frases ingeniosas.

Fany, periodista de formación, llegó a este mundo casi por accidente y ahora reconoce que factura más como generadora de frases místicas para influencers que por su propio trabajo. Esta curiosa historia la podemos leer en ElConfidencial y en ella hay mucho de casualidades, un poco de azar y cómo no, ciertas dotes erótico-poéticas.

La protagonista de esta historia contactó a través de su trabajo con una influencer de Instagram y tras concluir el encargo, ambas entablaron una amistad que les llevó a seguirse mutuamente en la popular red social. La instagrammer se quedó maravillada por un poema que Fany había escrito en su perfil y se le ocurrió una idea peregrina: ¿y si Fany le escribiera textos por encargo?

3.000 euros al mes y un negocio paralelo

Dicho y hecho. La periodista entregó el texto por encargo y el resultado fue fantástico, hasta el punto que por ese breve texto recibió 150 euros; posiblemente, el dinero más ‘fácil’ que había cobrado nunca. La influencer quería más y acordaron un importe fijo por unos diez o quince textos al mes pero, una vez más, las cifras estaban muy por encima de lo que cualquier periodista cobraría por un texto tan breve: 2.000 euros al mes (algo más de 2.400 dólares al cambio actual).

Se ve que Fany comprendió a la perfección el espíritu de los textos y lo que se buscaba en Instagram porque pronto el “negocio” creció y comenzó a colaborar con más influencers hasta llegar a la cifra nada desdeñable de 3.000 euros al mes (3.600 dólares). Recordemos que es un ingreso extra y por un trabajo que desempeña fuera de su jornada laboral.

También te puede interesar:

La obsesión por los "likes" en Instagram está marcando a varias generaciones. Foto: Getty Images.
La obsesión por los "likes" en Instagram está marcando a varias generaciones. Foto: Getty Images.

La colaboración iba viento en popa y pronto llegó la profesionalización del servicio: los clientes partían de una foto que enviaban a Fany y esta les orientaba sobre el contenido del texto y les proponía algo que fuera en línea con el concepto del mensaje.

‘Campañas’ de marketing

Sería fácil criticar este trabajo restándole valor pero... ¿No hacen las agencias de publicidad lo mismo? El cliente —en este caso una celebridad en Instagram—, quiere transmitir un mensaje que acompañe a una foto de la que ella (o él), a su vez, obtienen un rendimiento. No hay que olvidar que detrás de todo este trasiego hay una marca que quiere ser publicitada por la influencer y nuestra protagonista no hace si no ofrecer una respuesta profesional a la solicitud.

Esta licenciada en periodismo, a la postre, no hace sino dar forma con un enfoque profesional al mensaje que su cliente desea transmitir. Y no estamos ante un mercado menor precisamente: los influencers en Instagram tienen un peso cada vez mayor entre los fabricantes, hasta el punto que pueden llegar a determinar su estrategia de fabricación y comercialización de productos.

¿Por qué son tan relevantes los mensajes motivaciones o poéticos en una publicación en Instagram? La respuesta es compleja, pero la mejor justificación reside en que el texto puede dar contexto a una imagen, y esto vale oro en una campaña de marketing. Los mensajes son tan importantes en esta red social que hasta hay productos dedicados a la generación de frases y herramientas para lograr que su publicación sea atractiva. En cualquier caso, nos encontramos ante una realidad en materia de comunicación que rompe con los cánones tradicionales y, como vemos, abre nuevas e inesperadas oportunidades de negocio.

VIDEO | Tim Burton, encantado con el anuncio-secuela de 'Eduardo Manostijeras'