NBA de luto: murió K.C. Jones, gloria de Boston Celtics, ganador de 12 anillos como basquetbolista y entrenador

LA NACION
·2  min de lectura

Mientras la nueva temporada da sus primeros pasos, la NBA recibió una noticia que la enluta. A los 88 años falleció K.C. Jones, figura que trascendió como basquetbolista y entrenador en una de las franquicias de referencia: Boston Celtics. Es más, junto con Bill Russell, Sam Jones y Larry Bird contribuyó decididamente a que el equipo de Massachussets marcara varias épocas.

En la suma de su carrera como jugador, entrenador y asistente, Jones conquistó 12 anillos. Ingresó en el Hall of Fame en 1989. El destino quiso que el día de su fallecimiento fuera un 25, el mismo número de la camiseta que Boston retiró en 1967. Integra el selecto grupo de los siete jugadores (entre ellos, Magic Johnson y Michael Jordan) que ganaron la Triple Corona: campeón universitario, olímpico y de la NBA.

En la discriminación de los 12 títulos, 11 fueron con los Celtics: 8 como basquetbolista, dos como entrenador y uno como asistente. Curiosamente, el campeonato restante lo festejó en uno de los rivales más enconados del equipo del trébol: Los Angeles Lakers, como asistente técnico en 1972 deBill Sharman, otro ex Boston,

Maradona y los clubes grandes: era del Rojo, quiso jugar en River y se fue mal de Boca

Sus ocho finales en la NBA se cuentan por igual cantidad de títulos. Jones fue uno de los mejores socios de Russell. Una binomio arrasador: juntos obtuvieron los títulos universitarios con San Francisco (1955 y 56), la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956, previo a su debut en la liga profesional.

Fue base aguerrido, fuerte en la marca

Sin los toques mágicos de otros jugadores, Jones siempre fue reconocido por ser un base sólido y con gran capacidad defensiva. En el banco demostró ser un estratega al conducir a los Celtics a dos títulos en la década del 80, con Bird de figura sobre el parquet.

En el comunicado oficial que informa su muerte, Boston Celtics describe de esta manera a K.C. Jones: "K.C. demostró que se podía ser tanto un competidor feroz como un caballero en todos los sentidos de la palabra. Hizo que sus compañeros fueran mejores y sacó el máximo provecho de los jugadores que entrenó. Su sentido de la gloria se encontraba en el más fundamental de los ideales del baloncesto: ser parte de un equipo ganador. La familia de los Celtics lamenta su pérdida, mientras celebramos su notable carrera y vida".