NBA. Cómo fue el llamado de Tiger Woods que encendió a Stephen Curry para conquistar su primer campeonato

LA NACION
·4  min de lectura

Es una de las estrellas que tiene la NBA. Sus estadísticas, sus jugadas y su presencia hablan por sí solo de lo que significa su liderazgo en Golden State Warriors, pero también en la liga de básquetbol más importante del mundo. Al jugador que lo acompañan esas brillantes descripciones es Stephen Curry. El base de la franquicia de California fue elegido dos veces como MVP (2015 y 2017) y ganó tres anillos en la NBA (2015, 2017 y 2018), pero en uno de esos títulos se le dio una situación que le quedará marcada por el resto de su vida y está relacionada a su amor por el golf. En una anécdota que contó en una entrevista, un día del año 2015, el base de los Warriors recibió una llamada. Del otro lado del teléfono, sonó la voz de Tiger Woods y esa comunicación iba a ser clave para la obtención de su primer campeonato en la NBA.

Volvió Campazzo: una bandeja, un tapón de lujo y sin secuelas de la lesión

El golf ha jugado un papel esencial en el crecimiento de Curry, deporte al que en varias oportunidades lo definió como una pasión. La mayoría de los veranos los pasó junto a su padre, Dell Curry, en campos de golf de Carolina del Norte: "Es un deporte he disfrutado mucho, nos ha dado a mí, a mi papá y a mi familia muchos buenos momentos y recuerdos", dijo alguna vez Steph, que en alguna ocasión tuvo el honor de participar del torneo Elie Mae Classic, en San Francisco, una competencia válida para el Web.com Tour.

Lo cierto es que durante una entrevista a Curry del podcast Huddle & Flow se reveló una increíble historia que ocurrió hace seis años. Conociendo su amor por el golf, el basquetbolista fue consultado con qué persona, viva o muerta, le hubiera gustado jugar una ronda y su respuesta fue determinante: "Jugaría con Tiger Woods, seguro. Era una especie de héroe para mí durante mi adolescencia. Y poder saber todo lo que ha pasado a lo largo de su carrera, todos esos altibajos. No sé, siento que serían unas cuatro o cinco horas increíbles, poder escuchar su historia desde su punto de vista. Me encantaría escuchar su versión", comenzó en su relato el 30 de los Warriors.

Jim Trotter, conductor del podcats y uno de los entrevistadores, se mostró sorprendido por el hecho de que Curry y Tiger Woods no hayan tenido algún contacto. Pero el jugador de Golden State contó lo que le ocurrió hace seis años, mientras disputaba los playoffs de NBA de la temporada 2014-15. "Hablamos un par de veces. De hecho, me llamó en 2015 sin conocernos. Eso fue durante los playoffs, cuando estábamos jugando en segunda ronda contra los Memphis Grizzlies", les dijo Curry a los entrevistadores y luego continuó: "Perdíamos dos a uno en la serie y el director de relaciones públicas de los Warriors me dijo que si me llamaban desde este número de Florida, era posible que quiera contestar y le dije que claro, que estaba acuerdo".

Y el final de la anécdota terminó siendo una de las claves para que Curry y Golden obtengan el título de la NBA de esa temporada luego de 40 años de sequías:"Tiger me llamó una hora más tarde y para mí fue la charla más importante de la historia, así, desde la nada. Me habló de la vida y de nuestras opciones de remontar en esa serie. Yo le dije algo así como 'estoy listo para hacerlo, sé que lo lograremos'. Y al final de la llamada me dijo que lo intente, y después colgó", relató Stephen entre risas. Y agregó: "Lo que parece seguro es que encendió una especie de fuego en mi interior".

El llamado de Woods al líder de los Warriors pareció haber servido y los números de aquella serie hablan por sí solos: Curry estaba promediando 21,3 puntos, 6,3 asistencias, 3,0 rebotes y 1,7 robos en los tres primeros partidos, con un promedio del 39,7% de tiros de campo y 27,6% de triples. Luego de la la llamada de Tiger, Golden Satate ganó los tres siguientes juegos y el base mejoró sus estadísticas de una manera sorprendente: promedió 27,7 puntos, 6,7 asistencias, 7,0 rebotes, 2,7 robos, un 44,4% de tiros de campo y además de un impresionante 51,4% de tiros de tres.