NBA: Kyrie Irving, "exorcizó" la cancha de Boston Celtics y despertó controversias

LA NACION
·4  min de lectura

Si algo sabe hacer muy bien Kyrie Irving es dejar su marca a cada paso. La estrella de la NBA y de Brooklyn Nets suele ser un jugador con voz dentro del básquetbol de los Estados Unidos y cada una de sus acciones tienen una alta repercusión. Por eso es que despertó la controversia lo que hizo en el TD Garden, el estadio de su anterior equipo Boston Celtics, cuando se lo vio en las tribunas como exorcizando el lugar antes de jugar el partido de pretemporada.

Facundo Campazzo en la NBA: en la noche más difícil, el consejo de Chapu Nocioni y el elogio de su entrenador

Irving ya había captado la atención de muchos, cuando habló acerca de sus teorías terraplanistas y cuando se enfrentó con los periodistas: "No hablo con marionetas", fue la frase que resonó en la NBA y por la que lo multaron con 25.000 dólares. Ahora sumó un nuevo foco, ya que el base de los Nets volvió a pisar el viejo estadio en el que jugó antes de su desembarco en Brooklyn y sorprendió cuando apareció en la cancha quemando salvia antes del partido. Después se supo que es un ritual que proviene de sus raíces Sioux y que pretende hacer antes de cada partido esta temporada para honrar sus orígenes indios: "Pienso hacerlo en todos los choques si el equipo contrario me lo permite", explicó Irving.

La actitud del base no sorprendió a sus compañeros: "Eso es lo suyo. Kyrie probablemente lo hace en su habitación antes de jugar '2K' cuando llegue a casa", le dijo Kevin Durant a Cassidy Hubbarth de ESPN. Es que Irving fue incluido en la tribu Standing Rock Sioux de Dakota del Norte, de la cual su madre, Elizabeth, es miembro desde 2018.

Tras el partido con los Celtics, Irving fue consultado por esta situación y dijo: "Es algo que proviene de muchas tribus nativa. Simplemente es para limpiar la energía y asegurar que todos estemos equilibrados. No es nada que no haga en casa. Es para que estemos conectados y que nos sintamos bien al ir a trabajar. Es parte de mi cultura nativa".

En algunos medios en los Estados Unidos comenzaron a preguntarse si esta actitud de Irving no tenía que ver con su salida abrupta de los Celtics, con varias discusiones con sus compañeros, y que por eso estaba haciendo algún tipo de "brujería", sin embargo, el jugador se encargó de alejar esos fantasmas: "No quiero faltarle el respeto a ningún otro equipo. Algunas personas piensan que estaba haciendo algunas cosas rituales antes del juego, pero no, eso es solo algo sabio de mi cultura".

Ahora bien, Irving está en el centro de la escena desde hace varias semanas y asegurar que no hay fotos de la tierra que demuestren que no es plana y por negar la llegada del hombre a la Luna. Hace un tiempo, despertó la controversia, ya que en un 'podcast' de sus ex compañeros Richard Jefferson y Channing Frye, aseguró: "No es una teoría de la conspiración: la Tierra es plana y la prueba está delante de nuestros ojos".

Ahora volvió sobre el tema y en otro podcast junto al entrenador del equipo femenino de la Universidad de Connecticut, Geno Auriemma, explicó por qué aseguró que la Tierra es plana: "No quería criticar a la ciencia. No quería empezar una guerra y parecer un loco, pero cuando empecé a buscar por mi cuenta advertí que no hay una foto real de la Tierra. No tenemos fotos reales de la Tierra del mismo modo que tampoco hemos estado en la Luna. También es una conspiración".

Incluso, negarse a hablar con la prensa resultó otro foco de atención, ya que tras multarlo con 25.000 dólares, Irving disparó: "Rezo para que utilicen ese dinero en las comunidades marginadas que lo necesiten, viendo cómo está el mundo actualmente. Estoy aquí por la paz, el amor y la grandeza. Así que dejen de distraerme a mí y a mi equipo y aprecien el arte. Aquí lo hacemos diferente. No hablo con marionetas. Mi atención vale más".

Esta reacción del base de los Nets, generó que Charles Barkley, el ex jugador y analista de TNT Sports, le apuntase directamente: "No te pagan 40 millones de dolores solo por jugar básquetbol. Parte de esto es sentarse con los medios a hablar. Estar con los medios de comunicación es parte de tu obligación profesional y puedes decir lo que quieras decir. Pero estos muchachos de hoy son diferentes. No los odio, pero no estoy seguro de qué quiere hacer Kyrie. Sólo digo que pica una pelota de básquetbol, que por favor deje de actuar como si fuera la persona más inteligente del mundo".