NBA: James Harden fue a una fiesta, los Rockets no juntaron ocho jugadores y Houston-Oklahoma debió ser suspendido

LA NACION
·4  min de lectura

Menos de 24 horas después de la inauguración de la nueva temporada, la NBA debió posponer el juego de este miércoles entre Houston y Oklahoma City como medida de prevención por posibles contagios de coronavirus en los Rockets. Además de esta suspensión, la primera de la nueva campaña, la Liga anunció que James Harden, máximo anotador de la NBA y estrella de los Rockets, incumplió los protocolos de seguridad al acudir a una fiesta y le aplicó una multa de 50.000 dólares.

Copa Libertadores. Cuándo juegan Boca y River las semifinales: día y horario

La suspensión del juego, decretada poco más de dos horas antes del inicio, refleja los desafíos que enfrentará la NBA durante 2020/2021 en la que, por primera vez desde la irrupción de la pandemia, la competición se desarrollará en las canchas de los equipos y no es Disney, como fue la etapa final del torneo anterior.

Los Rockets no pudieron presentar el mínimo de ocho jugadores disponibles para el juego en el Toyota Center (Houston), después de que tres de sus miembros del equipo dieran positivo o un resultado no concluyente en sus pruebas de coronavirus. Tras rastrear los contactos de estos jugadores, entre los que no se contaría Harden, los Rockets pusieron en cuarentena a otros cuatro miembros por prevención.

"Todos los demás jugadores de los Rockets fueron sometidos a exámenes de nuevo, y todos dieron resultados negativos", señaló la NBA en un comunicado, en el que no proporciona las identidades de los jugadores que dieron positivo. No obstante, en su reporte oficial de lesionados, los Rockets incluyeron al novato Kenyon Martin Jr. al estar en condición de "autoaislamiento".

De acuerdo con ESPN y el medio digital The Athletic, Martin Jr. dio positivo en un control de coronavirus lo cual activó los protocolos de rastreo de sus contactos. Entre los jugadores que fueron aislados se encuentran los recientes fichajes John Wall y DeMarcus Cousins, también según la cadena televisiva.

"Wall, Cousins y Martin estaban entre los jugadores de los Rockets reunidos el martes por la noche en el apartamento de un jugador lejos de las instalaciones del equipo para recibir cortes de pelo", según en ESPN. En paralelo, Harden fue multado por violar los protocolos de salud y seguridad "al asistir a una fiesta privada (en un espacio) interior el lunes 21 de diciembre", indicó la Liga en un comunicado.

El escolta ha protagonizado un nuevo roce con los Rockets, la franquicia en la que milita desde 2012, al no concederle por ahora su demanda de ser traspasado a otro equipo. Harden se incorporó con retraso a la pretemporada y en esos días difundió videos en los que aparecía en varios festejos en Atlanta y Las Vegas.

En las últimas horas se difundieron nuevas imágenes por redes sociales en las que el jugador aparece aparentemente en otro club nocturno, sin ningún tipo de protección. En un mensaje en Instagram, Harden reconoció haber acudido a un evento y negó las versiones de que se trataba de un club de "striptease".

"Cada día es algo diferente. No importa cuántas veces la gente intente arrastrar mi nombre, no podrán", escribió el escolta, de 31 años, en una historia posteada con letras blancas sobre un fondo negro. Al Barba, que no se ha caracterizado por tener un físico estilizado, se le remarcó en los últimos días su estado no acorde a un deportista de elite.

Harden dio negativo por COVID-19 en los exámenes del lunes, martes y miércoles, pero de cualquier manera tuvo que quedar apartado tras conocerse su incumplimiento de las normas de seguridad establecidas.

Campazzo. Así fue el debut del cordobés con Denver y su primer triple en la NBA

El próximo partido de los Houston Rockets, equipo que atraviesa profundos cambios con la reciente salida de sus jefes deportivos y la otra figura Russell Westbrook, está programado para el sábado próximo en la cancha de los Portland Trail Blazers.

AP y AFP