NBA: El empujón que derivó en una gresca y la frase machista de un jugador

LA NACION
lanacion.com

Son tiempos turbulentos en Nueva York. Los Knicks no entran a playoffs desde la temporada 2012/2013 y las estrellas no quieren formar parte de la franquicia, por lo que se les dificulta mucho salir de la mala situación y de los últimos puestos de la conferencia.

El miércoles por la noche, en el Madison Square Garden, a menos de un minuto del final y perdiendo por 18 puntos contra Memphis, se desató una polémica que resultó en una gran trifulca. Los locales pararon la pelota y dejaron que pasara el tiempo para que el reloj de posición marcara cero, reconociendo que la derrota era inevitable. En ese momento, Jae Crowder robó el balón y se posicionó para tirar un triple desde la esquina, lo que provocó la reacción de Elfrid Payton, quien empujó violentamente al alero de los Grizzlies contra el parquet.

Con los ánimos caldeados, se desató un intercambio de empujones entre los basquetbolistas de ambos equipos aunque la situación fue disuelta por los árbitros rápidamente. Todavía no se conoce la sanción que tendrá Payton pero los antecedentes marcan que la NBA suele ser estricta con las multas con este tipo de indisciplinas.

Pero los problemas no terminaron ahí, después del partido algunos jugadores hablaron de la situación y la polémica continuó. Payton avaló su actitud y acusó a Crowder de faltarle el respeto a los Knicks: "Lo haría de vuelta. No importa quien tomó el tiro, no le faltes el respeto al juego de esa forma".

Su compañero de equipo Marcus Morris también opinó sobre lo que ocurrió y echó leña al fuego con unas polémicas declaraciones. "Creo que juega de otra manera. Tiene un montón de tendencias femeninas en la cancha, fingiendo y echando para atrás la cabeza todo el tiempo. Es blando, como una mujer. Esto es un juego de hombres y simplemente te cansas de estas cosas", dijo el ex Celtics.

Esa frase generó repudio en las redes sociales, por lo que Morris se disculpó públicamente vía Twitter: "Pido disculpas por usar el término 'tendencias femeninas'. Tengo el mayor de los respetos por las mujeres y por todo lo que significan para nosotros. Fue una respuesta en caliente con la que nunca tuve la intención de que ninguna mujer sintiese que le faltaba el respeto. Nuevamente me disculpo por mis comentarios".

La situación en los Knicks es tensa, hace tiempo se pone en duda el liderazgo de James Dolan, el dueño de la franquicia. Durante el encuentro ante a los Grizzlies, se escucharon los cantos de la afición pidiendo que "vendan al equipo". Los dirigidos por Mike Miller figuran en la penúltima colocación de la Conferencia Este, con 36 derrotas y solamente 13 victorias.

Qué leer a continuación