NBA. Donovan Mitchell: su miedo a volar tras el terrible incidente por el que pasó Utah Jazz

·4  min de lectura
El daño en el avión de Utah Jazz luego de cruzar una bandada de pájaros: hubo una explosión, las turbinas comenzaron a expulsar fuego y los pilotos tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia
https://twitter.com/msternfield

Utah Jazz es el mejor equipo de la actual temporada de la NBA. Su gran juego ofensivo combinado con una gran defensa dan como resultado una regularidad que los ubica en el primer puesto de la Conferencia Oeste con un récord de 38 victorias y 11 derrotas. Lo cierto es que el pasado martes, la pasaron muy mal, pero no adentro en la cancha. El vuelo chárter que tenía destino a Memphis, Tennessee, para disputar el juego ante Grizzlies golpeó una bandada de pájaros durante el despegue, dañando parte del avión y el motor izquierdo.

De media cancha. Increíble triple decisivo y un crack mexicano camino a la NBA

Según detallaron varios de los presentes en el vuelo, hubo un sonido fuerte, como una explosión. Incluso, llamas saliendo del motor y daños visibles. Luego, la aeronave comenzó a inclinarse y a perder altura lentamente. Gracias a la habilidad de los pilotos, pudo realizarse un aterrizaje de emergencia en Salt Lake City, pero el gran susto que sufrieron varios jugadores, quien más lo sintió fue Donovan Mitchell que contó el terrible drama que vivió, pero hasta se animó a hacer una broma.

Para el All Star, que ya tenía un miedo preexistente a volar, la experiencia fue mucho más aterradora y relató, conmocionado todo lo que vivió durante el incidente: “Inmediatamente me asusté porque odio volar en general, y lo que estaba pasando no sonaba bien”. Sobre su mal momento también reveló: “Estaba sentado frente a Royce O’Neale y en cierto sentido nos pusimos a rezar porque realmente no sabíamos lo que estaba pasando”, dijo. También, contó que se comunicó con su familia pensando que pudo haber pasado lo peor: “Le envié un mensaje de texto a mi mamá, mi papá, mi hermana, simplemente haciéndoles saber que los amaba, escribiendo las que podrían haber sido mis últimas palabras. Esa fue, para mí, la parte más aterradora “, expresó.

Donovan Mitchell se planteó la posibilidad de viajar en auto a Dallas, pero al final aceptó: "Volar es parte de mi trabajo"
Rick Bowmer


Donovan Mitchell se planteó la posibilidad de viajar en auto a Dallas, pero al final aceptó: "Volar es parte de mi trabajo" (Rick Bowmer/)

Cualquier equipo de la NBA tiene que realizar más de cien vuelos por temporada. Mitchell se las arregló superar su temor a lo largo de los años en algunos vuelos difíciles y con turbulencias. Pero nunca tuvo que enfrentar lo que hizo el martes. El miedo del jugador a volar ya había sido comentado durante sus entrenamientos previos al draft, en el año 2017. En ese momento, señaló que pagaría más por tener un asiento junto a la ventana en lugar de espacio adicional para las piernas solo para poder ver el suelo y lo que estaba sucediendo fuera del avión.

El resto del equipo tomó un vuelo reprogramado a Memphis ese mismo martes por la noche, pero el escolta se quedó en Utah. Su decisión fue apoyada por sus compañeros de equipo y el cuerpo técnico: “No volé porque sólo necesitaba ese día, mentalmente. Fue como, ‘no puedo hacer ese viaje, no por un juego’. Algunas cosas son más importantes que el propio básquetbol. Y eso fue todo para mí “, manifestó Spida. “Todo el mundo tiene sus miedos a cosas diferentes. El mío es volar, como todos saben. Nunca había tenido una situación como esa, he tenido días de turbulencias, pero nunca una situación así. Sólo necesitaba tomarme ese tiempo, porque simplemente no me sentía bien para viajar. Mis compañeros de equipo, mis entrenadores y todos lo respetaron”, dijo a modo de agradecimiento.

Mitchell durante el partido ante Orlando Magic disputado este sábado en el que los Jazz ganaron por 137 a 91
Rick Bowmer


Mitchell durante el partido ante Orlando Magic disputado este sábado en el que los Jazz ganaron por 137 a 91 (Rick Bowmer/)

Por supuesto, al ser un basquetbolista profesional, reconoció que viajar es parte del circo: “Entiendo que esto de volar viene con el trabajo. Me tomé el tiempo que necesitaba para ponerme mentalmente en un buen lugar. Estaré bien para el domingo”, expresó el jugador haciendo referencia de los dos próximos partidos que deberán afrontar los Jazz en Dallas, el próximo lunes, y en Phoenix, el miércoles.

Mitchell acaba de renovar su contrato con los Jazz hasta 2025, por el máximo permitido para un jugador de su edad (24 años), de 125 millones de dólares por cuatro años. Tras la angustia, se permitió bromear con una posibilidad de viajar por tierra a todos los partidos: “No puedo hacer la de John Madden (exjugador y entrenador de la NFL) y conducir a todas partes, por más que me encantaría. No puedo, entiendo que tengo que hacer esto”. Por último, concluyó su declaración dejando un mensaje que puede generar algunas dudas de cara al futuro: “Ya me calmé y estaré bien; debería ser bueno, al menos creo, para el resto de la temporada”.

Funes Mori. Hizo un gol histórico, se burló de un ex Boca y desató una pelea

Lo cierto es que, este sábado, Utah Jazz disputó su partido ante Orlando Magic, como local y Mitchell tuvo una gran noche en el triunfo de su equipo por 137 a 91. El escolta se despachó 22 unidades, encestando seis triples sobre siete intentos, bajó 2 rebotes y entregó 4 asistencias, todo en apenas 22 minutos de juego.